“Semana ligera de indicadores. Creemos que los indicadores de sentimiento del centro de Europa van a apuntar a que lo van a hacer mejor”.

“También EEUU va a mostrar mejores cifras en sectores, lo que será bueno para la banca”.

No obstante, el experto menciona dos focos de incertidumbre: “las elecciones en Italia, añadirán incertidumbre de aquí al próximo domingo, también el llamado “secuestro de EEUU’, es decir, el recorte de gasto público que probablemente tendrá lugar en marzo. En una situación de crecimiento modesto esto es malo”.

En España, “el debate del estado de la nación, quizás dé alguna iniciativa política”.

No obstante, “el fondo, lentamente, va siendo mejor”.

El G20 hace ojos ciegos a la ‘guerra de divisas’: “una vez que ha pasado lo peor en la crisis global, quejarse de las políticas que lleva Japón, cuando EEUU también lleva políticas expansivas, era complicado. Se permiten políticas monetarias expansivas y, si tienen consecuencia sobre los tipos de cambio, las dejan pasar. No estaría muy preocupado por el euro. No creo que en el corto plazo vaya mucho más allá y creo que niveles de 1,40, no son óptimos, pero sí asumibles”.


Declaraciones a Radio Intereconomía