Anthony Mirhaydari, el fundador de la gestora que lleva su mismo nombre, está preocupado. Considera que las subidas del mercado a principios de esta semana obviaban los peligros a los que se enfrentan los mercados.
En su opinión, Grecia, Ucrania y la caída del precio del petróleo deberían preocupar más a los inversores. Al gestor tampoco le gustan algunos datos económicos conocidos recientemente, como la confianza del consumidor. Por eso cree que en unos pocos días veremos problemas en las bolsas.

En un artículo escrito en The Fiscal Times, Mirhaydari afirma que “desde el punto de vista técnico, hay problemas con el rally que hemos vivido desde finales de enero. Básicamente, todo se ha centrado en Apple, que sube alrededor de un 20% desde sus mínimos del mes pasado”, explica el gestor.

Asegura que fuera de Apple, la situación ha estado mucho más comedida. Por eso se fija en este gráfico del NYSE Composite, en el que se puede observar que el conjunto del mercado sigue instalado en el rango que comenzó el pasado julio y que, por cuarta vez, ha intentado testar la resistencia de los 11.100 puntos. Además dice el experto que “la amplitud del mercado sigue siendo decepcionante, ya que tan sólo un 72% de las acciones suben, frente al 76% que lo hacían en diciembre y el 85% que había el pasado mes de julio”.

NYSE


En su opinión estamos ante una situación peligrosa “con unas expectativas de los inversores demasiado elevadas y separadas de la realidad –afirma-. No será necesarias demasiadas decepciones para que la realidad vuelva al tablero.” De acuerdo a este artículo esa podría ser la razón que habría impulsado la volatilidad en la última semana.

Mirhaydari se pregunta “¿Cómo de peligrosa es la situación?” y responde que igual que lo era en julio y octubre de 2007.

Cita en su artículo a Jason Goepfert , de SentimenTrader, que asegura que la última vez que el S&P 500 cerró en máximos de 12 meses y el VIX estaba un 50% por encima de su media de un años fue el 5 de octubre de 2007. Antes había ocurrido lo mismo el 12 de julio de ese año. “Ambas ocasiones coincidieron con el doble techo que marcó el fin de ese bull market”, alerta.

Además, el experto afirma que “coincido con el hecho de que hay una gran cantidad de problemas reales que van más allá de la fuerte subida de Apple, como es el fin del QE3 y el hecho de que la FED podría subir los tipos de interés el próximo mes de junio.” Recuerda que el final de QE1 y el QE2 coincidieron con dos pullbacks superiores de al menos un 20%.


QE




Por otro lado, también le preocupa un deterioro de los resultados empresariales motivado por el empeoramiento de las condiciones económicas fuera de Estados Unidos y por la fortaleza del dólar.

Cree también que los márgenes de las compañías han dejado de expandirse con la misma fuerza lo que, en su opinión, podría pasar factura a las bolsas. “En el pasado reciente, estos cambios han estado asociados con pullbacks de más de un 20%, o mercados bajistas”.

beneficios empresariales


Por último, el analista afirma que “los mercados han tenido problemas históricamente en la segunda parte de febrero, y por eso creo que podríamos sufrir una vuelta a los mínimos recientes conforme la burbuja de entusiasmo en la renta variable explote por alguno de estos factores expuestos”.

Por último, el gestor recomienda cautela ante esta situación.

Si quiere recibir más análisis de los mercados estadounidenses, pinche aquí.