El Ibex 35 vuelve al tono positivo a media sesión en una jornada muy marcada por "los resultados de los bancos" según asegura David Navarro, analista de Inversis Banco. “Hemos conocido el profit warning de BNP en Europa que ha provocado que continuemos con las menores alegrías que no trajo  Wall Street y  los mercados asiáticos”. Tras las declaraciones del presidente de Lukoil, Vagit Alekperov, este experto afirma que quien verdaderamente tendrá problemas de futuro es Sacyr, que necesita reducir su deuda, a diferencia de Repsol la cual "vivirá sea Lukoil o Sacyr su compañera de viaje". En lo que respecta a la necesidad de Ferrovial de vender tres aeropuertos en londres, Navarro cree que no tiene porqué afectar a su cotización aunque sí al precio de venta. Mientras, en el mercado de materias primas y a la espera de que la OPEP decida recortar la producción del crudo, este analista considera que habrá mas recortes mientras no aumente la demanda. Cautela es la mejor recomendación que hace Navarro al estar ya en el final del ejercicio.
Entre las más castigadas del día se encuentra Sacyr tras las declaraciones del presidente de Lukoil quien asegura que “no hay acuerdo ni oferta” sobre la compra del 20% de Repsol YPF. Una decisión que no afectaría demasiado a Repsol ya que, como asegura David Navarro, analista de Inversis Banco, la petrolera “no tiene ningún problema de futuro”. El problema lo tiene Sacyr -continúa- porque “tiene que reducir su deuda y su futuro pasa por la venta de su participación en Repsol YPF y al mejor precio posible, lo que supondría vender a Lukoil o a cualquier otra compañía”. En cualquier caso, “Repsol seguirá viviendo sea Lukoil su compañera de viaje o sea Sacyr”, apunta.

El regulador británico pide a BAA (filial de Ferrovial) que venda 3 aeropuertos londinenses: Stansted, Edimburgo y Gatwick. Una noticia que, en palabras de Navarro, “lleva bajo negociación más de un año entero por lo que la cotización de Ferrovial no se debería ver afectada”. Sin embargo, este analista explica que tras todo el tiempo que lleva la compañía intentando vender los aeropuertos y, si el regulador se lo pide, “es evidente que puede afectar al precio que pueda pedir por ellos”.

En lo que respecta al mercado de materias primas y a la espera de que la OPEP reduzca la producción de petróleo, el analista de Inversis Banco recuerda que el barril de brent lleva un 10% de subida desde hace un mes. Además, Navarro hace hincapié en que lo que realmente busca la OPEP es “la estabilización del precio del petróleo no que suba (aunque se hablan de 70 ó 75 dólares) aunque los recortes seguirán siendo protagonistas”. “Menores demandas requieren menores ofertas, así que va a haber recortes de aquí hasta que no aumente la demanda del crudo”, señala.

Desde Inversis Banco recomiendan mucha cautela ya que nos encontramos a finales de año. “Sería mejor postergar las decisiones para el año que viene, en lo que queda de ejercicio, el pescado está prácticamente vendido”, finaliza.