La bolsa española ha abierto la sesión en números rojos después de varias jornadas de rebotes. Roberto Moro, de Apta Negocios reconoce que el escenario de fondo sigue siendo el mismo, "los problemas no se han solucionado por lo que no me extrañaría ver de nuevo el ataque a los 7.500 puntos del Ibex 35".
La bolsa española abre la sesión con recortes en un escenario “que se repite en los últimos dos meses”, reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios. Este experto advierte de que sólo cabe hablar de un rebote “pero tratar de augurar si hemos visto suelo o no es complicado”. Su escenario de medio plazo pasa por “pensar que veremos ataques de nuevo a los mínimos en 7.500 puntos del Ibex 35 porque son demasiados los frentes abiertos y no existe solución a los problemas”.

Es cierto que la volatilidad ha decrecido –y eso es bueno- “pero ningún problema de fondo se ha solucionado. Y ahora pendientes de la publicación de resultados trimestrales pues los mercados se han dejado de centrar en lo que antes era noticia para centrarse en otros problemas”.

El Ibex35 tiene una zona de resistencia en 8.800 puntos. La hemos rebasado en dos precios de cierre por encima –sesiones de lunes y martes - y vamos a ver cómo funciona hoy porque es la zona importante, no sólo porque fue resistencia sino porque coincide con el 50% de corrección proporcional a toda la caída previa. Coincide con los 5.890 del DAX – que es donde parece que se está dando la vuelta. Pero al final siempre parece que dependemos de lo que hagan los indicadores americanos. De hecho “si no fuera por ellos esto sería un auténtico drama. Pero no han corregido ninguno de los niveles importantes próximos a los mínimos de 2009”. Ver niveles por encima de 11.700 en el Dow Jones o los 2.340 puntos del Nasdaq implica que ya no tendrían ningún otro objetivo que fueran los máximos anuales.

Telefónica. Me sentiría más a gusto entrando en niveles más bajos pero si esto comienza a caer nos entrará el pánico y no encontraremos momento para entrar. Los mercados nos tienen que dar señal de vuelta – algo que no nos han transmitido ni BBVA ni Santander- pero que la operadora ha dado en los 14.65 euros. Quizás este sea un buen nivel para entrar siempre que sea capaz de fijar un stop loss en los 14.50 euros. Pero si vemos niveles más abajo “no compraría”.

Sacyr Vallehermoso  es bastante más volátil que Telefónica por lo que estaría más tranquilo comprando en niveles superiores porque quebraría la secuencia de máximos y mínimos relativos decrecientes, y precios de 5.40-5.45 “me empezarían a animar porque además supondría ruptura de la directriz bajista”. Mientras tanto, no entraría en el valor. Si el inversor piensa que es un buen momento “el valor debe respetar los 4.80-4.85 euros como stop loss”.

Abengoa. Es cierto que no ha tenido el rally de la gran mayoría de los títulos y ni siquiera ha alcanzado los niveles que anteriormente supusieron rebotes importantes – en la zona de 15.50 euros-. El último apoyo lo hemos tenido en agosto y en la medida en que no se coloque por encima de este nivel en dos cierres diarios o uno semanal, no estaría en el valor.

Zardoya Otis. No lo está haciendo bien, en la zona de 13 euros se ha ido deteniendo desde mayo de 2008. A corto plazo, no sólo eso sino que parece en disposición de atacar zonas de soporte en los 8.80 y el más importante, en los 8.50 euros. Me parece por la estructura que tiene más en disposición de atacar soporte que no de buscar resistencias importantes. Sólo cabe buscar posiciones alcistas por encima de los 9.70 euros.

Vueling. No tiene buena pinta ni a medio ni a corto plazo. También viene con una secuencia muy negativa, que sólo empieza a quebrarse con precios de cierre por encima de 5.60 euros donde empezaría a ser neutral a corto plazo. Y sin embargo, me parece más probable que ataque cotas de 5 euros. Precios de cierre por debajo de 5 euros me empezarían a animar a tomar decisiones de desinversión.

Banco Popular y Banco Pastor. Todo en la bolsa se mueve por expectativas pero en el caso de OPAs como esta deberían acercarse a los niveles de la operación. El sector, concretamente Popular, está matado y Banco Pastor fue una de las que suspendió los test de estrés. Un día después del anuncio, las posiciones de preapertura estaban cercanas a ese 30% de prima. Si la prima era del 31%, debemos ver que se produce una ecuación de canje y eso se hace con el precio de cotización de la entidad. Si las expectativas de que se produzca la fusión son de que ambas entidades no evolucionarán bien, es normal que el mercado manifieste sus dudas.

Lo que está claro es que son bastantes los problemas que han manifestado tener los bancos, sobre todo de credibilidad y desconfianza. Nadie se fía de nadie. "Que tenemos un problemón es evidente y creo que Dexia no es más que la punta del iceberg".

Recomendaciones

La recomendacion de este experto pasa por, siemrpe que no se puedan aguantar las ganas de comprar, mirar Repsol por encima de los 21.10 euros. Telefónica con un stop no superior al 3% y Gas Natural siempre que le veamos por encima de los 12.85 euros a precios de cierre.