Complicada sesión a la que se enfrenta hoy el mercado neoyorquino con los nuevos máximos alcanzados por el petróleo que sigue sin encontrar techo y que tras superar ayer el nivel de los 140 dólares marca esta jornada un nuevo récord al situarse a 142 dólares. Con el crudo ejerciendo su presión sobre el mercado los inversores deciden aparcar la caza de gangas para mejor momento y se decantan en la apertura por las ventas. El analista financiero, José Ramón Sánchez Galán explica, “aún vemos que la desconfianza del consumidor sigue instalada en el mercado a pesar de que el PIB salió ayer mejor de lo esperado. Pero la inflación sigue siendo un problema importante, tal y como manifestó la FED el miércoles pasado cuando dejó la puerta abierta a que el próximo 5 de agosto pueda tocar los tipos”.