En la sesión de hoy el mercado cuenta con referencias macroeconómicas en Estados Unidos como las peticiones iniciales de desempleo – que podrían descender- o el indicador de la FED de la Filadelfia. Sin embargo, hay que ser cautos “porque el S&P500 está intentando romper los 1.100 puntos, resistencia de corto plazo”, reconoce Damian Querol, director de análisis de Banco Gallego en Radio Intereconomia. Además reconoce que las cifras de HP y Dell serán relevantes para saber si el mercado es capaz de romper esos niveles o sigue inmersos en la lateralidad.
Básicamente “estamos conociendo datos ligeramente positivos en EEUU- algo que no había sucedido en los últimos meses- con unas cifras positivas en las compañías y su guidance”, reconoce Querol. Eso ha llevado a una revalorización de la renta variable, y como puede continuar los mercados seguirán soportados.

Respecto al plan de Fomento para reanudar las infraestructuras afectadas por los recortes aprobados para reducir el déficit público, Querol considera que “todo lo que sea recortes de su negocio core afectará al negocio de las constructoras, sobre todo a las medianas más que las de primer nivel, que tienen su negocio diversificado”. Al fin y al cabo, reconoce, el estado es uno de los principales agentes que puede permitir salir de este impas económico. Quizás reducciones en gastos de otro tipo menos necesarios podría permitir seguir con esos gastos que son productivos.

Lo que está haciendo el gobierno es adaptarse a la situación con los cambios económicos a los que estamos asistiendo. En todo caso, “es un indicador interesante la bajada de la prima de riesgo respecto al bono alemán, que constata como mínimo que la percepción de las medidas que se están poniendo sobre la mesa están siendo efectivas”, admite el director de análisis de Banco Gallego. Y lo estamos viendo no sólo en España sino también en el resto de países europeos.