Lo dice la encuesta de Asesores Financieros de Natixis, la generación de nacidos entre 1980 y 1999 quieren más riesgo que el año pasado, a pesar del comportamiento de la bolsa en estos últimos meses.
Un porcentaje que supera de largo los deseos del resto de los inversores, que ronda en estos momentos el 51%. No es de extrañar, si tenemos en cuenta las bajas rentabilidades que han dado la mayor parte de los activos en lo que va de año. Es más, las perspectivas implican los próximos años los mercados no van a ser excesivamente generosos. Hay que recordar que vivimos en un mundo en el que las principales áreas económicas del mundo están dominadas por tipos cercanos a cero y que esto –a pesar de que la FED suba los tipos este año- va a continuar en la misma línea.

Con todo, esta hambre de activos de riesgo de los millenials choca con el perfil que han dibujado muchos estudios recientes sobre esta generación. En teoría, la “generación del milenio” se caracteriza por tener un perfil eminentemente conservador. “Nuestra encueta se concentra en inversores activos con un patrimonio para mover de unos 200.000 dólares, como mínimo –dicen en la entidad -. Quizá lo que estamos viendo es que a medida que los inversores del milenio ganan activos se sienten más cómodos en el mercado y son más propicios a participar”, explican en Natixis.

De hecho, se trata de la generación de inversores más versátiles, o con menos tolerancia a los vaivenes de las bolsas. La encuesta subraya que un 75% de los millenials dicen que estarían dispuestos a cambiar la asignación de activos de su cartera si la bolsa cae entre un 10 o 20%. Un porcentaje muy similar (78%) que cambiarían su portfolio si la bolsa hiciera ese mismo camino al alza.

Los BabyBoomers, que son la mayor de las generaciones que participan en estos momentos tienen una mayor capacidad de aguante. En momentos de subidas o bajadas de entre un 10 o un 20% sólo un 58% piensan cambiar su cartera.

Con todo, el futuro financiero de esta generación está aún por ver porque como dicen los autores de este estudio “en estos momentos se están casando e iniciando sus familias. Sus vidas financieras están comenzando a volverse más complicado y esto va a suponer que, cada vez más, van a necesitar asesoramiento de profesionales”. Habrá que ver.

Millenials vs BabyBoomers


QUIZÁ LE INTERESE LEER: Las emociones, no tener un plan y la obsesión del corto plazo, talón de Aquiles del inversor español