También han logrado importantes rentabilidades los fondos que invierten en mercados emergentes. Por ejemplo, los fondos que invierten en Turquía obtienen una rentabilidad del 28,15%, pero su volatilidad alcanza el 36%. 55 de los 100 fondos más rentables del año invierten en renta variable emergente y, más concretamente, 34 lo hacen en Latinoamérica. Los que invierten en Brasil obtienen un 24,25% de rentabilidad, los que invierten en toda la región ganan un 20,18% y los de México el 15,27%. Los fondos con peores resultados son los que invierten en Japón y la categoría de pequeñas empresas pierde el 7,66%. Por su parte, los fondos monetarios y los de renta fija a corto plazo han elevado su rentabilidad arrastrados por la subida de tipos de interés.