El estrés del mercado en estos días ha sido provocado por la rebaja de la calificación de la deuda de EE.UU., pero también es consecuencia de la publicación de algunos datos económicos decepcionantes y, en cierta medida, de la crisis de la deuda en Europa.
Desde una perspectiva de gestión por parte del equipo directivo de Bonos Globales de Franklin Templeton, "siguen centrados en su visión a largo plazo y están usando este periodo de volatilidad para añadir posiciones en los países con fundamentales mas sólidos". Tales períodos de volatilidad también pueden dilatarse en el tiempo, pero los gestores están tienen el convencimiento de que sus carteras están correctamente posicionadas para tomar beneficio cuando el mercado vuelva a considerar estos fundamentales.

Ambas estrategias (30/06/2011) permanecen muy "cortas" en términos de duración del riesgo (TGB = 1,65 años y TGTR= 2,51 años) y sustancialmente infra ponderados en títulos del gobierno de los EE.UU. (4,86 %) y de la Zona Euro (1,46%). "El riesgo de los dos fondos se debe principalmente a sus posiciones de divisas, y éstas constituyen la razón fundamental de la caída producida en los últimos días, de aproximadamente el 3%, pero son igualmente la razón de su brillante actuación en los últimos 12 meses (6,78% TGB y 9.37% TGTR) así como de la rentabilidad acumulada en el año (2,66% y 4,03% respectivamente)", reconoce el informe de la gestora.

Su enfoque se mantiene en monedas de países con buenos fundamentales y buenas perspectivas de crecimiento en el largo plazo (por ejemplo, Australia, Corea del Sur, Malasia, etc ...), "pero por desgracia están sufriendo a causa de la indiscriminada venta masiva del mercado". Las caídas de algunas divisas en su cambio con el Dólar americano han impactado negativamente en el comportamiento de los fondos:

• KRW (Won Coreano) / USD: -3,00%

• MYR (Ringgit Malayo) / USD: -2,53%

• AUD (Dólar Australiano) / USD: -7,15%

• SEK (Corona sueca) / EUR: -2,10%

"Somos conscientes de que los clientes en estos momentos están intranquilos, lo cual es razonable y normal, pero nuestra función consiste en transferir toda la confianza en nuestro equipo de gestión, como lo hicimos después de la quiebra de Lehman Brothers, en febrero de 2009 y durante los meses entre abril y junio de 2010", advierte la gestora.