El 45% de los españoles usa los servicios de banca electrónica, por delante de  Holanda, que encabeza la lista, y Reino Unido. España se sitúa por encima del uso de la media europea que se sitúa en un 41%, según la última Encuesta Internacional de ING sobre Banca Móvil. 


La mayoría utiliza este tipo de aplicaciones bancarias para consultar el saldo disponible y los últimos movimientos en cuenta, pero también se usa para la contratación de nuevos productos (46%) y para la petición de préstamos (28%)
. Como consecuencia de ello, uno de cada tres españoles afirma no visitar una oficina bancaria para gestionar sus finanzas desde hace más de seis meses.


MENOS DINERO EN EL BOLSILLO
Asimismo, los españoles se encuentran entre los europeos que más han reducido el uso de efectivo en el último año (56%), solamente por detrás de Turquía, Polonia e Italia. Además, la mayoría de ellos afirma que esta tendencia seguirá en aumento durante este año, reduciéndose aún más el uso de dinero en efectivo.
Ciclo de Clases Magistrales


En 2015 se espera un incremento en el uso de este tipo de aplicaciones, ya que el 56% asegura tener intención de utilizarlas este año.

Del  mismo modo, los españoles se encuentran entre los europeos que más han usado su dispositivo móvil para realizar algún tipo de compra. El 58% asegura haber utilizado su smartphone o tablet para adquirir algún producto o contratar algún servicio. Esas compras se han centrado principalmente en artículos de ropa y electrónica.

Las compras y contrataciones a través de dispositivos móviles son más comunes entre hombres. Además, el tipo de productos y servicios también varía entre ambos sexos. Mientras que las mujeres aseguran adquirir principalmente artículos de ropa, los hombres reconocen haber comprado más productos de electrónica, música y videojuegos. En cuanto a la edad, el grupo correspondiente a los 25-34 años es el que más uso hace de estos dispositivos, con una de cada cuatro personas.