El descenso de turistas ingleses y alemanes para este verano, que cayeron un 17,8% y 11,2%, respectivamente, en los cinco primeros meses del año, está obligando a los hoteleros españoles a reducir sus tarifas hasta un 75% para atraer a los españoles, según las reservas realizadas en la agencia 'online' lastminute.com.
Los turistas españoles están sustituyendo destinos típicos como Cancún por otros más cercanos como Baleares o Canarias para aprovechar las rebajas en paquetes vacacionales de hasta un 35% y en las estancias en hoteles, que ascienden al 75%.