El 85% de los consumidores españoles prefieren financiar la compra de bienes en los puntos de ventas debido a las facilidades que ofrecen los establecimientos comerciales, según un informe presentado hoy por la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Créditos (Asnef). Ante "la rapidez y escasas exigencias" de este tipo de préstamos, el presidente de Asnef, José María García, alertó de que la tasa de mora, que ha alcanzado el 8%, "continúe creciciendo por encima de los niveles actuales".
Según el estudio, elaborado sobre entrevistas a 454 personas que contaron con financiación al consumo entre marzo de 2008 y el mismo mes de 2009, el 77% de los españoles controlan sus gastos debido al deterioro de la economía y se lanzan al ahorro.

Sin embargo, los jóvenes entre 25 y 34 años, que, según Asnef, son los más afectados por la coyuntura en el mercado laboral, prefieren recurrir a préstamos para adquirir coches o realizar viajes.

DESCENSO PRÉSTAMOS PARA COCHES

En cuanto a los sectores a los que destinan los consumidores los créditos, la crisis económica se ha cebado con el sector de la automoción, cuya financiación cayó hasta el 16% en el último año (de marzo de 2008 a marzo de 2009), y viajes, con un descenso del 11% al 7%, mientras que electrodomésticos y bienes de hogar concentraron un 52% de los préstamos.

Si bien los consumidores destinaron menos préstamos a la compra de coches, desde Asnef puntualizaron que el informe se realizó antes de la aprobación del plan 2000E, dirigido a potenciar las ventas de automóviles. Así, un 60% mostró su preferencia por ayudas directas en lugar del aumento en las facilidades de la financiación.

"La nueva iniciativa del Gobierno para ayudar al sector de la automoción está motivando a la gente. Aún es pronto para valorar su efecto, pero en junio y julio se podrá ver un aumento en las ventas de coches con respecto al año pasado", explicó el presidente de la asociación de establecimientos financieros.

CRÉDITOS EN TORNO AL 8%.

Asimismo, José María García situó el precio medio de los créditos al consumo "en torno al 8%", porque, según su opinión, existe una horquilla entre el 6% y el 12% de los intereses que cobran las entidades financieras, y matizó que "siempre se negocia con cada cliente el tipo del préstamo".

Por último, atribuyó la restricción del crédito al descenso de las peticiones debido a la incertidumbre económica y a la "menor solvencia" de la demanda, deteriorada por el aumento del paro.