En España los carburantes se encarecieron por encima de la media en que lo hicieron nuestros vecinos europeos. Sin embrago, seguimos disfrutando de unos precios menores a la media de la Unión Europea.
La gasolina de 95 octanos y el gasóleo incrementaron su precio durante 2006 en mayor medida en España que en el resto de Europa. Mientras que de media en la Unión Europea, la gasolina y el gasóleo se encarecieron un 6,4%, en nuestro país lo hicieron en un 7,6% y un 6,7% respectivamente. La gasolina de 95 octanos subió un 7,6% en términos relativos en España, según datos publicados por la CNE. Sin embargo este mismo estudio muestra que en el resto de países comunitarios, si se compara la variación de los precios en términos absolutos, esta es mayor que en España. Así el precio de la gasolina continúa siendo mayor en Europa, con un precio medio de 1,229 euros, mientras que en España se sitúa en 1,035 euros. En lo que al gasóleo refiere, los precios medios de Europa superan a los registrados en España en 12,38 céntimos (1,08 euros en Europa frente a 0,96% en España). Laura Garrido www.estrategiasdeinversion.com