Nos encontramos en plena temporada de publicación de resultados empresariales del primer trimestre del presente ejercicio 2017. Las empresas publican mucho mejor que lo que estimaba el consensus de analistas a priori. La realidad es que los resultados son realmente espectaculares a ambos lados del Atlántico, con lo que lo más factible es que la bolsa se vea beneficiada de subidas de estimaciones para los próximos trimestres y consiguiente contracción de múltiplos valorativos, con lo que el perfil del binomio rentabilidad esperada-riesgo de la bolsa se vería beneficiada.

Centrándonos en los resultados empresariales de las empresas europeas (cogiendo como universo el índice Stoxx Europe 600), la presentación de resultados de este trimestre es el mejor de los últimos años, con lo que la bolsa gana atractivo como asset class. En concreto, un 49% de las empresas han batido las estimaciones a nivel de BPA (beneficio por acción) por un 5% o incluso superior. Además, la sorpresa parte inicialmente por la parte de arriba de la cuenta de resultados (facturación), por lo que no es sólo por incremento del apalancamiento financiero o reducción de costes.

Así, podemos decir que la fortaleza de los indicadores macroeconómicos adelantados empiezan a drenarse a nivel empresarial. Así, el crecimiento del BPA en Europa es del 20,7% interanual cuando el consenso esperaba un 14% de incremento interanual. Por tanto, tendremos subidas de estimaciones y la bolsa ganará atractivo en su valoración.

Respecto a las actuales estimaciones del consenso para la totalidad del ejercicio 2017, la bolsa europea cotiza a 16x beneficios PER y 1.9x P/BV (respecto al valor en libros), argumento que los osos (bajistas) argumentaban en contra de la bolsa para entrar o seguir largos. Con las próximas revisiones, estos múltiplos caerán. Desde el departamento de análisis fundamental de Ei argumentamos desde enero que los BPA´s serán el driver o catalizador de la bolsa el presente año.