En su decimosegunda jornada consecutiva de subidas, el Ibex 35 consigue superar el nivel de los 8.000 puntos impulsado por los datos macroeconómicos provenientes de EE.UU. En la sesión de hoy, el selectivo español se revalorizó al cierre un 1,05% hasta los 8.073,20 puntos. En opinión de José Lizán, gestor de Norkapp, “estamos viendo una fortaleza en los mercados y un rebote que se está alargando en el tiempo”. “Hemos visto como los dos amagos de toma de beneficios se han salvado bien, reaccionando en la jornada posterior al alza”. Hecho que el experto ve como un buen síntoma de los mercados. Además, afirma que los datos macro al otro lado del charco “están acompañando un poco” y es que afirma que “el mercado tenía muchas ganas de tener un cierto síntoma de recuperación de la economía”. No obstante mantiene que no hay que lanzar las campanas al vuelo porque se trata de “datos muy leves, de estabilidad en la caída” y es “ temprano para ver cuándo se va a ver esa recuperación de todos los agregados macroeconómicos”.
El gestor de Norkapp recomienda ante este rebote técnico “estar expectantes ante cualquier dato”, ya que "una noticia negativa como puede ser el dato de empleo –mucho más importantes- o el dato de PIB de mañana puede lastrar en cualquier momento los índices”. En cuanto a las expectativas, “no sabemos si veremos de nuevo los mínimos. Estamos viendo como el Gobierno norteamericano está haciendo todo lo posible por recapitalizar su sistema bancario, por recapitalizar sus balances y apoyar a todas las entidades en apuros”, añade. 

Esto es importante, explica el experto, para que el sistema vuelva a fluir ya que “en un sistema sin crédito no hay nada que hacer”. De momento, José Lizán asegura que se trata de un rebote técnico y si viéramos un retroceso superior al último mínimo “nos confirmaría un posible suelo de mercado”. Por el momento recomienda estar “muy expectante y muy cauto”. En cuanto a los niveles a vigilar, apunta que “estamos llegando a un nivel de agotamiento en el que al Ibex le cuesta superar los 8.100 puntos” por tanto, el analista defiende que “sería normal” ver una corrección de los índices teniendo en cuenta que “llevamos doce jornadas consecutivas subiendo, con mucha fortaleza en los índices y con valores cíclicos muy castigados subiendo fuerte” con lo que “es normal que haya toma de beneficios”. 

La cuestión sería, según apunta José Lizán, que esta corrección “fuera de un 5 ó 6% para que permitiese ver niveles de 7.500 puntos en el Ibex ó los 760 puntos del S&P”. Estos niveles, apunta que serían “una buena figura de suelo para empezar a tener un poco más de calma en nuestras carteras y ver bajar esa volatilidad”. Si miramos al parqué Inditex presentaba en el día de hoy sus resultados empresariales. La compañía gallega logró en 2008 un beneficio neto de 1.253 millones de euros. En la sesión de hoy lograba revalorizarse al cierre un 4,75%. Para el gestor de Norkapp, dicha compañía “ha mostrado lo defensivo de su negocio” a pesar de mostrar en su segundo semestre que no es ajena a la crasis. El experto defiende que “su modelo respecto a sus comparables es mucho mejor” por lo que “se trata de una compañía que hay que tener en el punto de mira” y en el caso de que haya recortes “aprovechar para tomar posiciones”. Lo hizo bien Inditex, pero fue Gas Natural la que se colocó en lo más alto de la tabla por segunda sesión consecutiva tras sumar un 6,92%. Las subidas de estas dos jornadas, explica el analista que se deben “al fuerte recorte que había sufrido con el anuncio de su ampliación de capital por poco más de 7 euros”. Con lo cual, añade que si tenemos en cuenta que desde su inicio ha bajado casi un 50% “es normal que se esté produciendo este rebote con la llegada del fin de la ampliación”. También reconoce el experto que “se trata de un sector estratégico y a estos precios de 9 ó 10 euros parece una buena opción de compra”. No obstante advierte de que “hay mucha incertidumbre en cuento a su operación con Fenosa”. 

En cuanto a las recomendaciones, José Lizán, gestor de Norkapp apostaría por valores como Repsol, que señala que “está cogiendo un muy buen color después de muchas semanas anclado en los 12,40 euros”. Añade que la petrolera “ha empezado a tirar por lo que creemos que aún se puede entrar teniendo también en cuenta que es de los que menos ha subido”. Además agrega que se trata de un valor que “en resultados va a ir bien y que tiene visibilidad”. Otras empresas que según el experto “tendrían todavía potencial de revalorización” serían Telefónica y OHL.