El mercado norteamericano abrió la sesión con recortes abultados. El analista financiero, Jose Ramón Sánchez Galán recuerda que “la crisis financiera por una parte, los problemas del sector inmobiliario por otra y, la crisis energética, por otra, están lastrando a las bolsas”. En su opinión no presentan un aspecto positivo ni invitan a entrar en valores “más que selectivamente”. Y apunta a que “habría que vigilar muy de cerca los entornos de los 11.000 puntos del Dow Jones, - ahora está ligeramente por encima-, los 1.270 del S&P y, sería bueno que el Nasdaq se situara por encima de los 2.150 puntos - ahora cotiza por encima-“. Y –continúa- “ello supondría la finalización de una corrección importante de las bolsas, que están empezando a tocar ya mínimos de bastantes sesiones, de meses y, sería ocasión de observar si esa corrección es significativamente bajista o supone una limpieza del mercado”. Este analista financiero se refiere también a los elevados precios del crudo, que han alcanzado en esta jornada un nuevo récord –el barril West Texas, en los 147 dólares-. Precios –indica que- “están repercutiendo en la economía real”. Y se refiere a un dato positivo como es l déficit comercial que se ha conocido hoy y que ha sido mejor de lo previsto – se redujo en mayo un 1,2% hasta los 59.800 millones de dólares desde los 60.500 millones de abril-.
Jose Ramón Sánchez Galán se refiere también a la situación que atraviesan las dos mayores hipotecarias de EE.UU, Freddie Mac y, Fannie Mae que se están desplomando en la bolsa neoyorquina. El experto recuerda que primero se comentó que tenían problemas de déficit, luego que iban a ser absorbidas por entidades financieras de mayor enjundia y, en tercer lugar, se habló de la posibilidad de un rescate del Gobierno para intentar paliar la situación de crisis. Todo ello –indica- “ha supuesto una caída desmesurada de ambas hipotecarias que están arrastrando al mercado”. Destaca, por otra parte como aspecto esperanzador, el índice de confianza de la Universidad de Michigan de julio que ha resultado mejor de lo esperado. En opinión de Galán “el consumidor, poco a poco, podría dar visos de que confía un poco más en la economía”. Aunque –recuerda que –“hoy se y ha sabido que las ventas de Cocoa Cola en sus establecimientos minoristas podrían repercutir negativamente, en torno a un 6%, en sus ingresos”. En resumen “jornada negra para los mercados en las que vamos a vigilar valores a la hora de entrar”, resalta. Semana que viene Jose Ramón Sánchez Galán señala que la semana que viene se van a conocer muchos datos macroeconómicos, algunos de relevancia al otro lado del Atlántico. Y subraya que los precios van a ser un componente importante a seguir. Se refiere a dos indicadores relevantes: los índices al productor (el martes) y, el IPC (el miércoles). Por otra parte, -añade- “desde un punto de vista del sector real deberíamos fijarnos, la semana que viene, en las ventas minoristas y la producción industrial”. Y, también en el índice de la Fed de Filadelfia (jueves), así como al dato de construcciones de casas iniciadas. Sector farmacéutico El experto se centra en el sector farmacéutico e indica que hay sobre la mesa movimientos corporativos de interés, como la operación de absorción de Dow Chemical -de Rohm & Haas por 18.800 millones de dólares- “que no le está viniendo bien al valor”, explica. Galán dice que “ha hecho un hueco bajista, ha perdido una cota importante que era la de los 34 dólares y, va camino de los 32”. Considera que le ha costado la operación más de lo esperado y “lo está sufriendo”. En cuanto a Merck, este analista vigilaría los 35 dólares el título, “porque parece que está recortando y, se va hacia esos niveles, en cuyo caso habría que deshacer posiciones”. Y concluye que Pfizer no consigue recuperar los 18 dólares. Recomienda mirar con precaución al sector farmacéutico antes de entrar en el mercado.