La venta de cigarrillos descendió el 8,58% hasta julio respecto al mismo periodo de 2008, al comercializarse 2.397,70 millones de cajetillas, mientras que la del tabaco de liar aumentó el 59,44%, según los datos del Comisionado para el Mercado del Tabaco.
 La comercialización de los cigarros experimentaron un ligero descenso del 0,61% hasta julio frente a un año antes, al situarse en más de 642,82 millones de unidades, mientras que las ventas del tabaco de pipa avanzaron el 21,75%, hasta los 108.506 kilos. Unas variaciones que se producen después de que el pasado 13 de junio el Gobierno aprobó el decreto Ley por el que estableció un aumento de tipo impositivo del tabaco, que pasaba de 8,2 a 10,2 euros por 1.000 cigarrillos, y del impuesto mínimo, que subía 21,3 euros hasta los 91,3 euros por 1.000 cigarrillos.

En el caso de la picadura de liar, el Ejecutivo fijó un impuesto específico de 6 euros por kilo y otro mínimo de 50 euros por kilo. Por marcas, las ventas de Marlboro, propiedad de Philip Morris, bajaron el 18,27%, lo que le supone un descenso en la cuota de mercado hasta el 14,36%, frente al 16,07% que controlaba en el mismo periodo de 2008.