La volatilidad existente en el corto plazo, con poco volumen, hace que la revalorización de la bolsa española sea un espejismo.  Porque rebota cuando llega a niveles técnicos, donde hay órdenes automáticas de compra.

Estamos viendo un entorno de fuerte volatilidad y , al haber poco volumen, los movimientos se producen por órdenes minúsculas y rangos de cotización muy grandes. La subida de la bolsa española “es un espejismo, sólo lo hace por motivos técnicos porque llega a niveles en los que hay órdenes automáticas de compra”.

Abengoa se confirma “como una de nuestras opciones favoritas, tanto por el movimiento de refinanciación de su deuda como por las excelentes cifras que ha publicado”.

Mediaset. Confirma la visión negativa “que tenemos del mercado publicitario español y, a pesar de que es una de las opciones favoritas dentro del sector, somos neutrales con la compañía”.

Repsol. El gobierno argentino ha dado luz verde a la expropiación de YPF. A largo plazo “somos optimistas, ahora mismo la petrolera está cotizando con un descuento del 40% sobre su valor, descontando YPF. Cada una de estas noticias puede pesar a corto plazo y hasta que el tribunal de tasaciones no de una cifra de compensación para Repsol, no habrá posibilidad de que suba aunque el valor tiene potencial de recorrido importante”.

Respecto a las oportunidades, “entendemos que el mercado está cortoplacista pero vemos valor en muchas compañías europeas, sobre todo con exposición a mercados que no son los domésticos. Basf o Bayer en Europa y Amadeus en España, que demuestra liderazgo en un mercado importante.