Si atendemos al comportamiento de los principales índices, a pesar del rebote inicial, de momento "no se podría considerar ni rebote. Es cierto que hemos visto que el Ibex35 ha perdido niveles de soporte con la siguiente zona de control en los 5800 puntos, que de perderlos le llevaría a los 5.400-5.200 puntos", reconoce Eduardo Vicho, de M&M Capital EAFI.

Si atendemos al sector financiero podemos apreciar divergencias alcistas en valores como Santander o BBVA aunque, la volatilidad podría provocar nuevas bajadas, y el BCE podría mover ficha en las próximas semanas lo que daría algo de aliento. Pero lo más importante es que Grecia se tiene que posicionar y decidir si sigue o no dentro del euro.

Lo que está claro es que primero hay que puntualizar detalles, ver si todos los países están dispuestos a asumir ciertos sacrificios y todas las miradas se centran en Grecia. Ahora que no pueden la única solución pasa por la salida de Grecia del euro.

Mapfre. El problema no es que prohíban los cortos, como ya se ha hecho, sino que sea una medida coordinada. Si prohíben los cortos en el valor España pero en Alemania se permite, es pan para hoy, hambre para mañana. Tras perder niveles de soporte en los 2 - 1.75 euros, la tendencia es claramente bajista y no tenemos ninguna referencia de soporte. En las próximas semanas podría haber un rebote que le lleve a los 1.75 euros, mejor para deshacer posiciones porque el siguiente objetivo de caída esta en los 1.30 euros.

Banco Santander. Empezamos a apreciar primeros síntomas de debilidad en la caída, soportes en los 4-.3.95 euros. Es cierto que si el Ibex35 se dirige a los 5.700 y posteriormente 5.400-5350 puntos, es probable que podamos ver niveles más bajos pero en los 4 euros, con un horizonte de inversión de medio-largo plazo, puede ser buen precio.

Bankia. Creo que la mentalidad con la que el Frob entrará en Bankia pero una vez que ya hemos entrado ahora el riesgo es real y hay que ver si finalmente se podría nacionalizar. Las pérdidas que a priori hablaban de una inyección ha tenido que ser mayor, se puede ampliar. Ya están en el euro mientras estaba en el doble hace tres meses. Hemos visto casos en que se ha perdido el 100% de la inversión mientras el banco no ha quebrado. No queda otra solución que quebrar.

Deutsche Bank, a pesar del buen comportamiento que ha tenido, está cerca de los niveles de soporte en los 26.80-27 euros y de perderlo, no habría que descartar mayores caídas. El sector financiero europeo empieza a tener síntomas de debilidad. De momento seremos cautos por lo que el potencial de caída puede ser mayor.

Telefónica. Si se pierde un 50% de la inversión, ahora hay que analizar la situación. Hay valores que están cerca de niveles de soporte, Telefónica se apoyaba ayer en los mínimos de 2008 entre los 8.30-8.70 euros, que podrían servir de soporte importante. En los niveles actuales, no merece tanto la pena vender y sí comprar si se acerca a esos niveles. Mantener en cartera si no se han vendido.