Wall Street abre con un ligero repunte tras conocer una contracción del 3,8% del PIB estadounidense en los últimos tres meses del 2008. En opinión de José Ramón Sánchez Galán, analista financiero, “este dato hay que valorarlo con cierta prudencia, aunque haya resultado por debajo lo esperado, hay que tener en cuenta que la acumulación de inventarios que ha habido a lo largo de este trimestre ha podido en parte, paliar lo que hubiese sido una caída de cerca del 5,1%”. Además, en segundo lugar, el experto señala que este dato indica que “la recesión parece confirmada y más evidente con esta cifra del 3,8%”. Por otro lado resalta que “continúa una ralentización de los precios por debajo de las expectativas del mercado”, lo que hace, según el experto “avivar los temores de una posible deflación de la economía”. Por lo que cree  que con el deterioro de estos dos datos –el de precios y el de PIB- “puede aminorar las expectativas para la semana que viene, en la que está previsto que el 6 de febrero se publique el dato de desempleo”. Por consiguiente, este leve avance del mercado en su inicio de sesión, cree el experto que se debe a “los resultado empresariales, sobretodo dentro del Dow Jones, los de Chevron, algunas tecnológicas o el reflejo de que pueda haber medidas gubernamentales complementarias por parte de Obama a lo que fue el plan Paulson de inyectar liquidez”.
El sector financiero, es hoy otro de los protagonistas de la jornada, después de que se conociese que algunos ejecutivos van a cobrar bonos multimillonarios, mientras a la par, bancos que ya han recibidos las ayudas del Gobierno norteamericano, se plantean despedir a miles de personas. El experto señala que “lógicamente la gente tiene reticencias sobre dónde va a ir esa segunda partida monetaria hacia el sector financiero, debido a este tipo de hechos”. Por lo que el experto resalta “que de ahí viene el hecho de crear ese “badbank”, fuera de ese conglomerado financiero -en el que entre unos y otros han conseguido intoxicar al propio sector”-. Por lo que “por eso Obama comenta que ese dinero no se destine a intereses personales para cubrir deudas o bonos de los directivos”, sino que “se intenten paliar los balances de los bancos”.

Respecto a la semana que viene, presentarán resultados algunas empresas como Walt Disney que “sería importante que recuperase los 22 dólares, en cuyo caso vigilaría los 21 dólares antes de tomar posiciones en uno u otro sentido”. Dentro del mismo sector, Time Warner “vigilaría la posibilidad de recortes hacia los 9 dólares”. Otra empresa del Dow Jones que presentará resultados será Americam Express, que según el experto, “mientras se mantenga por encima de los 16 dólares, no hay excesivos problemas”, sin embargo, su competidor, Visa “está haciendo un hueco de escape importante, por lo que sí vigilaría este valor para entrar”, ya que cree que “por encima de los 45 dólares puede ser interesante”. 

En cuanto a otros valores de otros sectores, “Avon Products, vamos a ver si consigue mantenerse por encima de los 20 dólares”, aunque no recomienda entrar en este valor, sino sólo vigilarlo. En el caso de Motorola, “sería importantísimo que supere los 5 dólares, sí nos planteásemos entrar”. Para terminar, al analista se le antoja “Metlife, un valor muy peligroso, siempre que no logre a corto plazo superar con holgura los 30 dólares”. Por lo tanto, para la semana que viene, el experto cree que “hay una de cal y una de arena”, por lo que asegura que “fijarse en valores selectivos podría resultar interesante, siempre y cuando, no hablemos de índices globales”. Respecto a las petroleras dos de las cuales presentaron hoy unos resultados que cumplieron con las expectativas del mercado, el experto resaltaría “Maratón Oil y Anadarko” que hacen públicas sus cuentas la próxima semana. 

En este sentido, confiesa que “sería prudente”, porque “estas compañías estaban muy sobrevendidas –teniendo en cuanta que el precio del petróleo se sitúa por debajo de lo esperado- y además, dependen casi exclusivamente de ese producto, que tiene tanta volatilidad”. Por lo que, respecto a este sector, “vamos a vigilar los niveles a los que están actualmente, pero no me decantaría por entrar en general”.