La prima de riesgo española se coloca, de este modo, en su mínimo nivel de los últimos cuatro años. 

El bono español a diez años, por su parte, vuelve a ceder posiciones en esta sesión con una rentabilidad exigida del 2,962% sin que exista un nivel previo inferior en los registros de toda la serie histórica.