El Ibex 35 se decanta por los números rojos a media sesión en la que quizá se podría mantener el rebote ya que hay muchas ganas de emplear esa liquidez que tanto está quemando en algunos bolsillos y la consigna es disfrutar mientras dure”. Así lo asegura Ana Ariza, analista de Foncava Gestión asegura que, a pesar de los rebotes, “se esperan las lógicas correcciones, aunque hay que esperar a la apertura americana, que tampoco dará demasiadas referencias económicas”. Tan sólo las actas de la FED, como señala Ariza, “que tendrá interés de actualizar las previsiones sobre el crecimiento y la inflación aunque aún es pronto para hablar de un posible cambio de tendencia en cuanto a política monetaria en Estados Unidos”. En lo que respecta a España, esta experta recuerda que los datos siguen siendo malos: no hay más que ver la estimación del PIB (-3%) o los datos de vivienda, que no están ayudando a una recuperación.
Uno de los protagonistas de hoy es el sector bancario, la agencia Moodys ha anunciado que revisará la calificación crediticia de 36 entidades españolas, entre ellas, todas las cotizadas. “Una noticia de la que se ha hablado tantas veces que ya no sorprende por lo que el mercado ya hahecho algún ajuste en este sentido”, explica Ariza, analista de Foncava Gestión. La calificación de la agencia norteamericana “no se ha dejado a nadie fuera, está prácticamente el conjunto de los bancos y cajas. -Esta agencia- destaca el deterioro de la calidad de sus activos que se ven afectados, sobre todo, por lo que será la recesión española”, apunta. No obstante, esta experta reconoce que “la presión que está ejerciendo este informe traerá consigo el respaldo de las autoridades del Gobierno que se han explayado en comentar que la banca española es más que un ejemplo”.

En cuanto a Ferrovial, Ariza considera que “debería conservar parte de sus fundamentales” en la operación en Gatwick. En este proceso, esta experta cree que se da más que nada “un tema político de competencia clarísima”. Además, la analista de Foncava Gestión reconoce estar de acuerdo con las informaciones publicadas en la prensa en las que se comenta la necesidad por parte de las autoridades de haber respaldado los intereses de la empresa española, independientemente de que sea una empresa privada”. “Creo que el mejor embajador para la economía española es la defensa de los intereses de cualquier empresa privada fuera de nuestras fronteras”. No obstante -continúa- “veremos cómo queda la operación porque hay un tinte económico importante y éste es el primer problema para Ferrovial”. Aún así y aunque por el momento la compañía no se ha pronunciado sobre ninguna queja de ningún tipo, “sí ha tenido su impacto en el mercado que es lo que nos interesa y veremos cómo se produce el desmantelamiento de BAA”. A lo que esta analista añade "el sistema de tarifas aeroportuarias, prácticamente colapsado en este tema y que soporta la situación financiera de BAA que ahora mismo está muy endeuda".

En lo que respecta a Endesa, Ariza considera que "ha superado una resistencia técnica importante aunque mantendría la prudencia porque no ha roto el nivel de 18 euros". "Me gusta Endesa por el abono de dividendo que tiene y aunque ya ha pagado una parte, pagó un dividendo extra y para una cartera estable sí habría que tenerla en cuenta", señala.