Parece que si Warren Buffett invirtiera en circos, este año le habrían crecido los enanos. Si desde hace algo más de un año es habitual hablar de los varapalos que está llevándose el gurú con algunas de las principales posiciones de Berkshire Hathaway.
 
El tiempo es el mejor amigo de los negocios maravillosos y enemigo de los mediocres en bolsa

oros desastres con acciones como Tesco, en la que invirtió justo unas semanas antes de que la empresa se desplomase en bolsa. Pero la cadena de supermercados británica no ha sido el único dolor de cabeza de Buffett en los últimos meses.

Principales posiciones a 31 de diciembre de 2014
Principales participaciones de berkshire a 31 de diciembre


1- De hecho, una de las últimas malas noticias que está recibiendo el inversor procede de IBM que no hace más que caer desde que publicó unos resultados que han decepcionado con fuerza a los inversores. La compañía es una de las cuatro principales empresas en la cartera de Berkshire Hathaway

La empresa, que se dejó un 6% el día de los resultados cae alrededor de un 12% en lo que va de año.

El vehículo de inversión de Buffett controla alrededor de 80 millones de acciones. Esto ha provocado una pérdida de más de 600 millones de dólares al bolsillo de los accionistas de Berkshire desde el martes.

2- US Bancorp, Goldman Sachs y Wells Fargo.

Las entidades financieras estadounidenses no pasan por su mejor momento. De hecho, todas están en negativo en lo que va de año. Lo hemos visto en los últimos resultados, cuando la mayor parte de ellas han sufrido la caída de los ingresos de sus unidades de trading.
Sin embargo, Buffett podría tener más suerte en el momento en el que la FED decida subir los tipos de interés. Todos los analistas sugieren que en ese momento las firmas financieras comenzarán a recuperar sus márgenes y a ganar en rentabilidad.

3- American Express: La compañía se deja alrededor de un 31% en lo que va de año y se ha convertido en la peor cotizada de todo el Dow Jones. La semana pasada sufrió la mayor caída diaria en bolsa en más de una década tras anunciar un profit warning. Ese día Forbes calculó que la Berkshire había perdido alrededor de 400 millones de dólares.

Principales posiciones


Aunque a muchos inversores aguantar pérdidas de semejante importe en una sola cartera le supondrían un auténtico tormento, hay que recordar que Warren Buffett es un inversor de largo plazo y que no se deja llevar por los movimientos del mercado en el corto plazo.

Hace solo unas semanas, tras el sell-off del verano reconocía en una entrevista en un canal de televisión que a él le encantaban los días en los que el mercado caía mucho porque aprovechaba para comprar compañías en las que estaba interesado.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Me gustan los días en los que cae mucho el mercado
El tiempo es el mejor amigo de los negocios maravillosos y enemigo de los mediocres en bolsa
Tres acciones de la cartera de Warren Buffett en mínimos de un año