“Hay mucha incertidumbre y volatilidad y vemos soportes claves aunque por el momento los están respectando”, reconoce José Lizán, gestor de carteras de Nordkapp. No obstante, tenemos que estar atentos a niveles, “Podemos ver un rebote hacia los 9.750 puntos si se consegue soportar los 8.800 puntos”.
En el ámbito macroeconómico, “malas noticias para España: las provisiones para la banca no es buena noticia, los rumores de BBVA en Estados Unidos también pesan en el mercado”, reconoce Lizán.

En lo que respecta al Eurostoxx50, Lizán considera que “está intentando superar el nivel de resistencia de 2.557 puntos pero, si no lo supera, habrá que vigilar la zona de 2.440 puntos que puede ser clave y, si se pierde, podemos ir a la zona de 2.200 puntos”.

Entre las protagonistas de la jornada vuelven a estar Iberdrola y ACS en su lucha por hacerse con un hueco en el consejo de administración de la eléctrica. Un escenario que Lizán ve de forma negativa ya que se trata de “una guerra personal más que empresarial, son movimientos de frenada de entrada para complicar el acceso de Florentino Pérez en Iberdrola y es una clara defensa política y personal más que a ningún interés económico”.