La preocupación por la jubilación no es algo exclusivo de las personas. Como les hemos comentado en numerosas ocasiones el español es consciente de que tiene que ahorrar para la jubilación – si quiere mantener el nivel de vida actual – pero un gran porcentaje no cuenta a día de hoy con ningún plan contratado. Ahora son las empresas las que consideran prioritario el tema de la jubilación.
Así lo ha puesto de manifiesto el IV Estudio sobre las pensiones en España realizado por Towers Watson que reconoce que en la actualidad “la planificación de la jubilación ya está comenzando a generar inquietud en las empresas españolas, ya que el 46% de las mismas consideran este asunto como prioritario. Este porcentaje se ha incrementado con respecto a años anteriores”.
Un estudio que revela un grado de preocupación creciente ante esta cuestión, al prever un aumento de este porcentaje hasta el 76% en los próximos 10 años. “Por su parte, los trabajadores muestran unos niveles de inquietud aún más elevados, ya que actualmente se sitúan en un 59% y la previsión es que aumenten hasta el 92% en 2025”.
 
Según explica Álvaro Granado, consultor senior y responsable del área de Aportación Definidade Towers Watson, “durante los últimos cuatro años en los que Towers Watson viene tomando el pulso al mercado sobre la situación de las pensiones en España, se ha detectado, especialmente en el último bienio, un interés creciente en este tema. Además, no debe perderse de vista el incremento de los costes en esta materia que se producirá en las empresas en los próximos años, debido al envejecimiento de la plantilla y las perspectivas de insostenibilidad del sistema público de pensiones”.
 
En este sentido, el 99% de las organizaciones consideran que habrá que recurrir a sistemas complementarios para poder jubilarse y un 97% que la jubilación no puede dejarse en manos del estado como único elemento de previsión social a largo plazo. Abundando en este aspecto, el 95% creen que las futuras reformas del sistema de la Seguridad Social desembocarán en descensos de las pensiones, por lo que los ingresos serán insuficientes (90% de la muestra) y, por tanto, será necesario recurrir además a sistemas de ahorro individual para poder jubilarse (99%).

Pero ¿cuáles son los retos con los que se enfrenta ahora el sector?  Para empezar, el desconocimiento. Del 61% de los trabajadores no tiene información de su situación en la jubilación, es decir, tanto edad como prestaciones que van a recibir tanto por parte de la Seguridad Social como del plan de empresa y ahorro individual. Pero además, el 91% de las compañías valoraría disponer de esta información y a un 86% le gustaría contar con un estudio  individualizado para que su colectivo de empleados pudiera conocer la prestación que percibirán tanto desde el sistema público como del de su empresa.
 
El informe señala que, ante el envejecimiento de las plantillas, el 82% de las compañías no han analizado desde el punto de vista financiero y de RRHH el impacto que produciría que sus trabajadores no quisieran acceder a la jubilación a la edad que les correspondiera o antes, e incluso el 54% desconocen las medidas a adoptar para incentivar la salida de sus trabajadores en ese momento. En este sentido, casi la totalidad (98%) de las compañías estarían interesadas en conocer o profundizar en estas medidas. De hecho, el 68% de las organizaciones desconocen mecanismos para ayudar a ahorrar a sus empleados sin que esto suponga coste para la empresa.
 
El 65% ya cuentan con un plan de previsión
 
A día de hoy casi un 65% de las compañías encuestadas cuentan con un sistema de jubilación para sus empleados, siendo la mayor parte de estos de aportación definida (66%), mientras que el 22% apuestan por otras modalidades en función del colectivo y el 12% se decantan por un plan mixto. En cuanto al vehículo de financiación, el 47% de las empresas disponen de planes de empleo, el 40% apuestan por seguros colectivos de vida y el 10% por planes de previsión social empresarial.