La inquietante similitud entre la segunda guerra mundial y  la China actual

Lo primero que hay que decir es que el "Tempo" Chino es diferente al occidental. Ellos tienen unas miras y objetivos a muchos más años que cualquier democracia occidental, que por lo general no suele ser más de los 4 años que tenga el gobernante de turno, si es reelegido pues otros 4 años más, pero China va a 15, 20 o 40 años sin ningún problema. Eso les hace únicos y ganadores a largo plazo.

Dicho esto, China está haciendo una política de ampliar "su espacio vital" que me recuerda mucho a la Alemania nazi, antes de la Segunda Guerra mundial.

Si Mao Tse Tung invadió el Tibet y se aseguró incrementar el territorio de China en un 25% además de dotarse de materias primas ( Oro, Uranio y Cobre) necesarias para el desarrollo de las siguientes décadas: el Oro da riqueza, el Uranio capacidad para montar centrales nucleares y el cobre para las infraestructuras electrónicas y baterías, pero sobre todo le dio acceso a uno de los bienes más preciados por cualquier pueblo, sobre todo cuando tienes 1.400 millones de Chinos a los que alimentar y dar agua: China se aseguró el acceso a las fuentes de los grandes ríos de China, los cuáles nacen todos en el Himalaya. 

Además China proyecta la nueva ruta de la seda desde el Tibet y tiene una nueva variante inesperada, Afganistán y sus "tierras raras". Una propuesta para regar los más de 13.000 kilómetros de ruta de infraestructuras pagadas por China para lograr conectar China , Europa e incluso América del Sur.  Pero no se hagan ilusiones, es para que ellos puedan vender mejor todos sus productos. Pocos productos europeos van a ir a China desde Europa. Si alguien quiere vender, tendrá que fabricarlo allí y venderlo desde allí.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Estas maniobras me recuerdan a las que hizo la Alemania Nazi en 1938, invadió los Sudetes ( partes de Checoslovaquia) bajo la excusa de proteger a población alemana, (los chinos argumentaron proteger a la población China del Tíbet)  y se quedaron con toda la parte industrial tan necesaria para Alemania además de fuentes de combustibles cercanas.

Posteriormente, Alemania hizo carreteras y mejoró las infraestructuras para "conectarse" con Polonia,  a la que meses más tarde invadiría, provocando el inicio de la Segunda Guerra mundial en Europa.

El segundo punto que inquieta y que tiene similitud entre la China Actual y la Alemania nazi, es que Alemania se anexionó a Austria, población de habla germana y que tenía tanto altas rentas como grandes fábricas.  Ahora China ha puesto sus ojos en Taiwán, a la que lleva mirando desde que se independizase en la segunda guerra mundial. ¿Por qué? Taiwán es básicamente una potencia tecnológica, sobre todo en los Chips, dónde incluso ha superado a Corea. 

Ya les indicaba en el anterior artículo que China, Rusia, EEUU y Europa están batallando por varias tecnologías de futuro, desde la nuclear para hacer reactores nucleares más pequeños y seguros, así cómo armas nucleares supersónicas, que los EEUU aún no tienen.

China quiere liderar la próxima revolución industrial y que estará basada en el 5G  ( 4.500 millones de personas conectadas en los próximos 5 años) , Inteligencia Artificial ( Previsión de 15 billones de dólares en los próximos 10 años), Coches eléctricos ( En 2030 se venderán 30 millones de coches eléctricos al año) , Ciberseguridad ( 1.7 billones de dólares en el 2024)  y Robótica, entre otros ámbitos. Y todas esas disciplinas necesitan de materiales difíciles de encontrar pero que China tiene y, aunque no de chips, sí los tiene Taiwán en concreto la empresa TSMC que fabrica la mayoría de Chips de última generación.

En definitiva, China se está preparando para liderar la próxima revolución industrial y hará todo lo que esté en su mano para no fallar. Históricamente ha sido una potencia económica, pero en el siglo XIX perdió la revolución industrial y las guerra del Opio con Gran Bretaña que la sumió en un desastre económico a la que siguió  la guerra civil China y la invasión Japonesa. Y, desde ese momento, China anhela volver a ser quien era y el "tempo" va a su favor y encima...Es una dictadura que puede hacer lo que le dé la gana.

Ojo con estos movimientos geopolíticos, que China sabe lo que quiere y a dónde va, el resto solo miramos.