La industria del metal perdió en 2009 una media de 193.700 empleos, lo que situó el número de ocupados en el sector, excluidos comercio y servicios, por debajo de la barrera del millón, según datos facilitados por la patronal Confemetal, que alertó de que la situación del empleo en el sector es "la peor de la última década".

   A principios del último trimestre de 2009, el volumen de ocupados en el sector del metal alcanzaba los 998.000 trabajadores, 209.400 trabajadores menos de los que había en 2008 (-17,3%).

   Por su parte, el número de parados en la industria del metal subió en 57.000 personas en este periodo, un 80,2% más, mientras que la cifra de afiliados a la Seguridad Social cayó hasta noviembre un 12,5%.