Cierre en números rojos del Ibex35 después de una sesión en la que ha logrado “in extremis” salvar los 9.000 puntos. El índice de la bolsa española echaba el cierre dejándose un 1,55% al situarse en los 9.057,30 puntos. En opinión de Alejandro de Luis, analista de Difbroker, “estábamos ya esperando una apertura del mercado a la baja, cotizando los resultados de Alcoa ayer al cierre de EE.UU”. Estos resultados confirmaron, según el experto “el periodo de recesión en el que nos encontramos”. Las expectativas, según el experto, serán que si el Ibex pierde los 9.000 puntos, “nos iremos al siguiente nivel de soporte”. Aunque no obstante aclara que “antes de mirar los soportes deberíamos ver más arriba, ya que la figura que hoy nos ha dejado el Ibex –a pesar de haber caído el mercado un 1,55%- nos indica que deberíamos ir hacía los 9.300 puntos”.
El sector financiero, era hoy noticia por las bajas cotizaciones sobretodo de BBVA -que se colgaba el farolillo rojo tras perder un 3,95%- y Santander –que recortaba un 3,36%- El experto estima que además de que estos recortes se hayan producido por “la desconfianza en este sector”, también asegura que, en el caso de Santander, “se ha visto perjudicado por la noticia de que se creía que la fiscalía del caso Madoff estaba vigilando directamente a la entidad española”. No obstante, el analista cree respecto a este sector que “a pesar de lo que se pudiera creer en un principio, le queda tirón para abajo”. 

Si seguimos mirando al parqué, vuelve el culebrón de Repsol YPF y Lukoil. Alejandro de Luis afirma que “no se le está dando muy bien últimamente a la petrolera española”. Por lo que asegura que “se está viendo afectada por todo este tema”. Aunque la más perjudicada “es Sacyr que no consigue vender su participación”, lo que le vendría muy bien para amortiguar la deuda que tiene la constructora. 

Para finalizar, respecto a sus recomendaciones, Alejandro de Luis, analista de Difbroker cree que el pequeño inversor debe tener “mucho cuidado, sobretodo porque este primer semestre será muy complicado y con una volatilidad muy elevada”. Conforme se vaya haciendo suelo, asegura que “la volatilidad irá disminuyendo, por lo que ése será el momento para volver a invertir”. Mientras tanto dice que “el mercado está dando muy buenas posibilidades para hacer trading, pero poco más podemos hacer”.