Durante bastante tiempo el Ibex 35 ha estado cayendo más que los demás, estas caídas han llegado de los temores del sector bancario, deuda, prima de riesgo y ahora se está haciendo evidente que en el resto de Europa la economía ha aflojado y en el caso de España se puede estar descontando positivamente que la reforma del sector bancario se cerrará definitivamente, con el tema de Bankia y las propiedades inmobiliarias de los bancos
Ayer BBVA y Banco Santander lideraron las subidas. “Entiendo que si el gobierno inyecta dinero en Bankia libera al resto de entidades de la presión del Fondo de Garantía de Depósitos”.

Respecto a la resolución de Bankia, Nicolás López cree que "dependerá un poco de la situación patrimonial real que haya en en la entidad, el auditor no ha querido firmar las cuentas por la complejidad de la situación, por la situación bicéfala de BFA…y dependiendo de cuáles sean las necesidades de saneamiento podría solucionarse a través de inyección del FROB o compra del Estado mediante la inserción en el capital si la situación es peor. Todo apunta a que será el Estado el que asumirá la iniciativa".

Bankia lleva bajando un 36% en el año. Desde que salió a bolsa, tampoco hay grandes diferencias respecto a otros bancos porque ya salió muy barato. El valor en el mercado es de 4500 millones de euros y si va a seguir bajando dependerá de cómo se solucione su situación pues si se nacionaliza habrá que ver cómo se valorarán sus acciones.

Santander y BBVA tienen una diversificación geográfica parecida, la diferencia quizás es Santander tiene más exposición a Europa pero son dos bancos que están bastante infravalorados porque el mercado les sigue penalizando y cualquiera de los dos me parece una buena opción. A priori asignaría un rendimiento similar en los próximos años. Es difícil saber si bajará más, es complicado decir en qué momento haremos suelo.
Gas Natural. En la medida en que vemos que pasa la crisis, sigue manteniendo cierto nivel de crecimiento, el hecho de que la deuda se esté reduciendo es algo positivo. El ver que la generación de caja está creciendo y la deuda baja nos da una idea de que la situación es sostenible a largo plazo.

Ence. Cuando una compañía paga dividendo, el importe se descuenta del precio de la acción. Nivel de pesimismo grande, valoraciones bajas pero es una compañía atractiva porque mantiene un nivel de rentabilidad elevado, sigue dando beneficios, cada vez tiene más peso su división de generación de energía a través de biomasa. Recomendación sería mantener. En corto plazo, fijarse en los 2 euros. Resistencia para decidir vender el valor o mantenerlo a largo plazo.

KPN. Al final se ha decidido a comprarla América Móvil, las compañías de Latinoamérica tienen una posibilidad de utilizar la caja que generan para plantear inversiones y es una noticia positiva porque se está viendo como un sector muy maduro y el hecho de que un inversor haga esta apuesta es porque ve valor.

ACS tiene dos problemas: la deuda y la participación en Iberdrola, con pérdidas que rondan los 2.000 millones de euros. Es cierto que por PER está baja, tiene 4 veces, pero si hacemos números y vemos qué pasaría con el Per si tiene que ampliar capital, nos estaríamos yendo a peres de 8-9 veces. Valoraciones excesivamente bajas nos alertan de que hay algo que explica esa debilidad. A largo plazo, buscando rentabilidad por dividendo, no elegiría una compañía como esta. En los bancos sería una opción, pero tampoco es normal un dividendo del 12%. Eso sí, preferiría mejor un Santander que ACS aunque si no se quieren sustos iría a una rentabilidad más en línea con el mercado en compañías como Gas natural, REE o Enagás donde no habrá sustos pero tienen una rentabilidad más estable.

Recomendación. En este momento de gran volatilidad para un inversor de corto plazo quizás no sea el momento de tomar decisiones pero la posibilidad de que tengamos al Ibex aguantar los 6.600-6.700 puntos, que nos podría dar un rebote en las próximas semanas para aprovechar en BBVA o Santander o bien en Iberdrola y Repsol, entendiendo la situación que tiene el mercado español a corto plazo, afirma en declaraciones a Radio Intereconomia.