Banco Santander ha conseguido generar más solvencia y capital del que necesita, algo que para el resto de entidades no ha sido tarea sencilla.

Creo que hoy “el aspecto del mercado es más complicado que ayer, no hay nada que revelar distinto a lo que se está viendo y recalcar líneas que son sencillas: los efectos derivados de la actuación de Draghi están perdiendo fuerza y lo podemos ver primero con las declaraciones del señor Wyman y además por las reuniones de los países triple A de la UE que introducen una cuña en la negociación del mecanismo Mede”. Toca un entorno en el que después de máximos, “el mercado se podría tomar un descanso o abordar con algo más de pesimismo”, reconoce Juan Luis García Alejo, director de análisis de Inversis Banco.

Sigue habiendo una ventana de oportunidad hasta el 19 de octubre, “con la reunión de los líderes europeos, y en ese momento podría solicitarse la ayuda. La condicionalidad sería cumplir con los objetivos que tenemos en la mesa, que son bastante duros”.

En el plano empresarial, Santander ha conseguido colocar su filial mexicana en una cuestión que “deber ir en la idea de que es un banco que tiene suficiente capacidad como para generar más solvencia y capital del que necesita, algo que para el resto de entidades no es tarea sencilla”. Este experto admite que introducir 3.000 millones de euros en recursos propios hace que “sea una recomendación de la mayoría de brokers internacionales cuando se habla de este banco”.