Si ha habido un sector que ha celebrado bastante las medidas anunciadas por Mario Draghi de reducir los estímulos a partir de abril en 20.000 millones de euros mensuales hasta diciembre ha sido el bancario. Las acciones de bancos se revalorizan y ven algo de luz al final del túnel.
 
Las acciones de los bancos han sido las más castigadas de los últimos tiempos. Y lo han sido merced de la política monetaria absolutamente expansiva llevada a cabo por los bancos centrales, en especial por el Banco Central Europeo. Los tipos de interés bajos y la flexibilización cuantitativa han lastrado sus negocios reduciendo sus márgenes de manera importante.

Por eso, el anuncio del BCE, en palabras de Mario Draghi, su presidente, de aumentar el QE y de reducir el volumen de las compras a partir de abril del próximo año hasta finales de diciembre de 2017 ha sido tomado con bastante optimismo por parte de las entidades financieras. Debido a la posibilidad de que sea el principio de un cambio de tendencia que revierta las políticas actuales.

Eso ha provocado que el sectorial bancario europeo haya respondido con alzas de más del 4% con los bancos italianos a la cabeza. Ya sabemos de los problemas que están teniendo los títulos bancarios del país transalpino y una posible mejora del sector está siendo tomado como agua de mayor para sus intereses en el futuro.

Si hablamos de España, las subidas en el Ibex 35 las encabezan principalmente los bancos. En especial y en la primera posición de la tabla se encuentra Banco Popular, que ha sido la acción más penalizada de los últimos tiempos, con subidas que rondan el 5%. De igual modo, también avanza Bankia más de un 5% y le sigue Sabadell, otra de las castigadas en los últimos meses, con un rebote de más de un 4%.



Toda la banca mediana está cotizando con subidas de gran calado. Caixabank suma un 4% y Bankinter repunta un 2%. Pero llama la atención como Banco Santander y BBVA se suman a la fiesta con mucha fuerza, provocando que el Ibex 35 sea el índice europeo que está mostrando un mejor comportamiento hasta el momento.



Las acciones de Banco Santander suman más de un 4% y se encuentran merodeando la zona de 4,9 euros por acción. Por su parte, BBVA gana cerca de los cuatro puntos porcentuales y se aproxima a los 6,45 euros por acción. Todas estas revalorizaciones en base a las especulaciones de que las medidas adoptadas por el BCE sean el principio de una retirada de estímulos. Algo que, de momento, no es tal según ha apuntado Mario Draghi durante la comparecencia de prensa.