Los títulos de la maltrecha inmobiliaria ya valen 2 euros y el valor se convierte en una de las acciones más alcista de nuestro mercado este año.

Inmobiliaria Colonial resucitó en enero de la mano de Villar Mir, tanto dentro como fuera de la bolsa. Hoy sus títulos superan los 2 euros, confirmando así la tendencia alcista que inició a comienzos de año. Tras hacer suelo en 0,7 euros, Colonial viene canalizando las alzas a la perfección, con máximos y mínimos crecientes que sorprenden pese a su escasa liquidez. Por ello, Miguel Ángel Cicuéndez, agente financiero de Inversis Banco, afirma que “por encima de los 1.80 euros se puede estar en Colonial. Eso sí, solo los perfiles muy arriesgados”. Técnicamente, mientras mantenga este soporte y no pierda la canalización, su próximo objetivo serán los 2,20 euros. Ahora bien, no perdamos de vista nunca su escasa liquidez pues, en diciembre de 2012, la última vez que Colonial tocó los 2 euros, le duró una sesión. En cuestión de horas se disparó, tocó los 2 euros y se desplomó en la sesión contigua perdiendo todo lo ganado.

colonial cotizacion


Se podría decir que Colonial viene subiendo gracias a la mano salvadora de varios inversores, entre los que destaca la familia Villar Mir. Recordemos que en enero los Villar Mir adquirió hasta el 22,8% de la compañía al invertir 300 millones de euros, convirtiéndose así en el primer socio de la firma. De hecho, es previsible que aumente este porcentaje de participación hasta el 29,9%, el límite para que no tener que presentar una OPA por la totalidad de la inmobiliaria. Además, el grupo colombiano Santo Domingo, a través del fondo de capital Quadrant Capital Advirsors, invirtió 100 millones, y una Sicav de la entidad andorrana Mora Banc desembolsó otros 100 millones.

Gracias a esta financiación extra, Colonial podrá reducir su deuda, estimada en 3.486 millones, ofreciendo un bocado más apetitoso para sus accionistas. De hecho, a juzgar por su RSI, en niveles de sobrecompra, ya está resultando un manjar para los inversores más avezados.