El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, señaló hoy que el Plan 2000E, de incentivo a la compra de automóviles a cambio de achatarrar otro antiguo, tiene que tener una fecha final para su desaparición, puesto que mantener esta iniciativa de forma indefinida "no tendría sentido".


Asimismo, Sebastián resaltó el efecto positivo que ha tenido el plan de incentivo a la compra, lanzado el pasado mes de mayo, sobre las ventas de automóviles de junio. Indicó que en un solo mes se han acogido a este plan 33.000 operaciones.

"El Plan 2000E está detrás del buen comportamiento que ha tenido el mercado del automóvil en junio", añadió, al tiempo que subrayó que las ventas en el canal de particulares crecieron más de un 14% en junio, ayudando a mitigar la caída global de las matriculaciones.

Sebastián indicó que la puesta en marcha de este incentivo a la compra de automóviles, dotado con un presupuesto de 100 millones de euros, servirá para sustituir 200.000 vehículos de más de diez años, lo que permitirá evitar la emisión de 16.100 toneladas anuales de CO2 al año, así como evitar la utilización de 553.0000 barriles de petróleo, lo que supone 27,6 millones de euros.

Por otro lado, el ministro de Industria indicó que este plan demuestra la colaboración entre el Gobierno, las comunidades autónomas y los fabricantes de automóviles. No obstante solicitó que recapaciten a las comunidades que no se hayan sumado al Plan, como Madrid o La Rioja.

De su lado, Sebastián recordó que, mediante el Plan de Competitividad del Automóvil, se han entregado 800 millones de euros en ayudas para proyectos que mejoren la industria del automóvil en España.

En este sentido, afirmó que entre las iniciativas se encuentran la de Ford en Almussafes (Valencia) que permite la asignación "en exclusiva" de la fabricación del C-MAX y que permitirá "compensar" la pérdida de actividad como consecuencia del final del ciclo de vida del actual Focus. Igualmente, se mostró esperanzado en que estas buenas noticias se repitan en otras plantas de España como las de Iveco en Madrid, de Nissan en Barcelona o la de Opel en Zaragoza.

Ayudas a coches eléctricos

 Por otra parte, Sebastián puso de manifiesto que el futuro del automóvil se encuentra en el coche eléctrico, tanto híbridos como eléctricos puros, y confirmó su objetivo de que en 2014 circulen por las carreteras españolas un millón de este tipo de coches.

Además, el titular de Industria confirmó que su Ministerio concederá, en el marco del Plan Movele, ayudas directas de hasta 7.000 euros a los compradores de turismos y vehículos comerciales eléctricos y señaló que esta iniciativa tendrá un presupuesto de 8 millones de euros hasta finales de año.

Las ayudas ascenderán hasta los 20.000 euros en el caso de los microbuses y de los vehículos comerciales de hasta 6,5 toneladas. Por su parte, el incentivo máximo para las motocicletas se sitúa en 1.200 euros y hasta 3.500 euros para los cuadriciclos pesados.

Sebastián explicó que estas ayudas cubrirán entre un 15% y un 20% el coste de los vehículos, en función de su eficiencia energética. Además, subrayó que en las próximas semanas se van a firmar acuerdos con los ayuntamientos de Madrid, Barcelona y Sevilla  para la introducción de 2.000 vehículos eléctricos y de las correspondientes infraestructuras de recarga.