Indra vuelve a rebotar en la directriz alcista de medio plazo que domina guía el movimiento de la acción desde hace casi un año. Además, el viernes firmó la sesión a la cabeza del Ibex 35 salvando el doble dígito.
 
Indra cerró el viernes liderando las compras del Ibex 35, sumando ya dos sesiones de avances relevantes. De hecho, las dos últimas subidas se han producido tras llegar el precio a zona de soporte, en torno a los 10,20 euros, por los que pasa la directriz alcista de medio plazo y también el retroceso de Fibonacci del 38,2%.
 
Pese a apuntarse dos sesiones de fuertes avances, el RSI de Indra no ha entrado en sobrecompra, por lo que, si Indra sigue su avance, pronto se enfrentará a la resistencia de los 11 euros, por los que pasa el retroceso de Fibonacci del 50%.
 
En cambio, por abajo la clave está en que no perfore la directriz bajista y pierda el doble digito, por encima del cual cotiza desde diciembre y en medio de la OPA sobre Tecnocom.


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que Indra intenta recupera la puntuación de aprobado, pues si bien la tendencia de medio plazo es alcista, la de largo sigue siendo bajista, ya que la media de 200 sesiones está por encima del precio y de la de 40 periodos. Además, el volumen ha decrecido, lo que resta fuerza al valor.