El Ibex 35 comienza la sesión con una subida del 0,62% hasta alcanzar los 12.840 puntos. José Manuel Ollero, director de análisis de Noesis sitúa el soporte del selectivo español “en la zona de los 12.500 puntos” y confirma que es probable que se produzca un “rebote” debido a “la elevada sobre venta”. Frente a estos datos, Ollero cree que la mejor opción en estos momentos es “ser prudente y esperar a que haya algún tipo de estructura alcista” para asegurar así que este rebote sea “sostenible”.
Con respecto a Inditex- que hoy ha anunciado un aumento de beneficios del 10% en su primer trimestre fiscal- este experto afirma que la compañía gallega “está intentado una reorganización alcista”. Para que el rebote en la compañía pueda ser sostenido, Ollero considera fundamental que la compañía cierre por encima de los 32,85 euros porque así “tendríamos un patrón de suelo en los 30,80 euros” y “es probable que viéramos mayores subidas hasta entornos de 36 ó 38,50 euros”. En cualquier caso, para favorecer un giro alcista de cara a las próximas semanas o incluso meses, este analista cree que “sería muy positivo que superara esos niveles de 38,50 euros”. Iberia El director de análisis de Noesis expone que Iberia “lleva una tendencia bajista que se inició en la zona de los 4,15 euros”. Además, confirma que la compañía “ha alcanzado soportes interesantes en la zona de 1,85 euros”. Sin embargo, para confirmar que el “rebote es sostenible en las próximas jornadas” habría que esperar a “ver una estructura alcista” de la aerolínea española. Con respecto a Técnicas Reunidas, este experto opina que los rebotes que está teniendo “podrían ser temporales en la zona de los 50,50 euros” y expone que con estos soportes sería posible que la entidad tenga “mayores subidas”. En este sentido, Ollero recomienda esperar a los 54,90 euros para “tomar posiciones” y destaca que él “tendría mucho cuidado” con este valor. Ollero también habla sobre el caso de Cleop de la que dice estar en “caía libre” y recomienda “buscar suelos o puntos de giro alcista” además de esperar a “ver cierres por encima de niveles de 11, 10 euros”. “No hay ninguna señal que nos advierta de que vaya a girar”, concluye.