Más que comprar se debe mantener. Los últimos huecos al alza, como el de Iberdrola, si no son cerrados pueden preceder a mayores alzas. En este valor vemos una opción para entrar en los niveles de 34-35 euros que mostrarían la continuidad de la tendencia alcista hacia máximos históricos de 39,40, aunque por debajo de los 33 habría que salir porque sería una muestra de debilidad en el corto plazo.
Estamos en zona de plenos altos históricos de 2000 con una tendencia alcista que se mantiene. Ahora no es momento de adivinar sino de dejar al mercado ver hacia dónde quiere moverse, y está claro que de momento es alcista. Para ver posibles giros, hay que observar las gráficas semanales. Las muestras de debilidad no serán patentes si no se pierden los mínimos semanales previos.