La adquisición se ha efectuado al grupo familiar propietario y ha sido precedida por la compra, a una entidad financiera, de la deuda hipotecaria que recaía sobre el hotel.

Tal y como expresa la compañía en un comunicado, el Hotel Guadalmina SPA & Golf Resort es un activo único, en primera línea de playa con acceso directo a uno de los mejores campos de golf de la zona, situado en una de las localizaciones más exclusivas de Marbella. Con su calificación actual de cuatro estrellas, el hotel ofrece 178 habitaciones más toda una serie de instalaciones y servicios, sobre una superficie de 22,537 m2 en primera línea de playa. El Hotel Guadalmina se encuentra en la actualidad gestionado por un grupo hotelero independiente a través de un contrato de alquiler que termina en marzo de 2015.

La estrategia de Hispania para el Hotel Guadalmina contempla un importante plan de inversión para su reposicionamiento como uno de los hoteles más singulares y atractivos de Marbella, uno de los destinos turísticos más prestigiosos y consolidados de Europa.

“Esta primera adquisición de Hispania responde a nuestra estrategia de invertir en activos de alta calidad en los que exista además un claro potencial de creación de valor a través de un plan de inversión y de gestión que permita el reposicionamiento del activo en el mercado. La Costa del Sol y en concreto Marbella, es una zona por la que apostamos desde Hispania y en la que pretendemos continuar invirtiendo. Asimismo, esta operación confirma nuestra ventaja competitiva que supone acceder a activos de calidad a través de posiciones de deuda y en operaciones fuera de mercado” comenta Concha Osacar, Consejera de Hispania y cofundadora de Azora, gestor de Hispania.

Azora cuenta con una amplia experiencia en la inversión, reposicionamiento y gestión de hoteles a través de su equipo hotelero, que gestiona, entre otros, Carey Value Added, un fondo propietario de 12 hoteles en Europa y EEUU.