Si ayer estuvo apunto, hoy lo consiguió. El Ibex 35 cierra con un importante rebote que permite que el índice acabe la sesión por encima de los 7.300 puntos. En concreto, el repunte fue del 1,91% hasta los 7.357,50 puntos. En opinión de José Lizán, analista de Nordkapp ha sido “una jornada alcista después del plan anunciado por el Gobierno chino de inyectar más dinero en su economía”. A su parecer, esto es lo que ha provocado, en cierta medida, que “se haya producido un rebote en los mercados asiáticos y que hayamos despertado con un rebote en todo el mercado Europeo”. No obstante, señala que en el caso del mercado español “los tres grandes no es que hayan tenido una revalorización excesiva, debido a que pesan mucho los índices” y esto es lo que ha hecho que nos quedemos “un poco rezagados respecto al resto de mercados”.
En la sesión de hoy fueron los bancos, los protagonistas del día al apoyar las ganancias a pesar de que UBS recortó de manera drástica tanto el precio objetivo del Santander – de 5,6 a 4,3 euros-, como el del BBVA –de 7,2 a 5,5 euros-. El experto cree que “los bancos españoles no han sido ajenos en un primer momento a la crisis internacional”, pero no obstante, se han visto favorecidos por “no estar expuestos sobretodo en lo que se refiere al apalancamiento en sus balances sobre los productos de crédito”. Sin embargo, admite que también es cierto que “tenemos una crisis inmobiliaria en España muy fuerte, estamos viendo como mes a mes el sector inmobiliario se va colapsando y todos los bancos acreedores van aumentando la mora por todo este tipo de operaciones de promotores inmobiliarios, y también la mora al consumo y la mora hipotecaria que está haciendo que las cuentas de los bancos se vean afectadas”. Por lo tanto es lógico que haya una “ralentización de resultados”. Por ello, es por lo que José Lizán asegura que “nosotros estamos fuera de bancos”. Además, añade que “creemos que es un sector en el cual quedan muchos trimestres para que haya un giro y veamos mejoras de margen operativo en las cifras de los bancos y para que veamos que su negocio vuelve a funcionar”. 

Continuando con el parqué, Técnicas Reunidas volvió a colocarse en lo más alto del selectivo con una subida vertical del 5,86% favorecida por una mejora de recomendación de Deutsche Bank que eleva el precio objetivo de la compañía de 25 a 28 euros. El analista de Nordkapp cree que la revalorización en este valor se está produciendo porque “la compañía presentó unos resultados sólidos, con mejora de márgenes y además, por su cartera de pedidos con visibilidad de dos años ha hecho que suba con una revalorización fuerte después de una caída agresiva desde los 50 a los 17 euros”. Por lo tanto hemos visto como dicha compañía ha registrado “una revalorización de un 20 ó 25% dados estos buenos resultados y la confirmación de proyectos que, en un entorno con escasa visibilidad y con un precio del petróleo 110 dólares por debajo de lo que cotizaba en aquellos momentos de 50 euros pues ha hecho que se revalorice con fuerza”. No obstante advierte de que “hay que ser cautos hasta que no haya una revalorización del precio del petróleo”. Por lo que, aunque cree que “el valor es muy fuerte y aún le queda recorrido, habrá que deshacer posiciones al estar cercanos a 26 ó 27”.

Por otro lado, y en relación a la reunión del Banco Central Europeo para la bajada de tipos de interés, el experto apunta que “bajarán 50 puntos básicos” porque cree que “la situación de ralentización en la zona euro es patente, estamos en todos los países de recesión económica y creo que es evidente que se necesitan inyecciones de liquidez en el sistema para reactivar la economía y tratar de extensionar los mercado de crédito todavía más”. Además alega que “los riesgos inflacionistas han desaparecido y los bancos centrales tienen un medio plazo para poder estar inyectando liquidez, tratando de estar reactivando las economías y esperando a que la inflación repunte y tratar de salir de la crisis”.

En lo que a recomendaciones se refiere, el analista de Nordkap dice que “seguimos con una cartera muy cauta, muy defensiva y en sectores como las telecomunicaciones o utilities”. En el caso de España, “sobreponderamos Telefónica, Repsol”, y además, continua diciendo que “seguiremos con una cartera apostando por energías renovables a pesar de la incertidumbre regulatoria que hay”. Por lo tanto seguiría apostando por “Iberdrola Renovables, Acciona”. Por consiguiente, recomienda “una cartera con perfil muy defensivo a la espera de que la visibilidad del ciclo sea mucho mayor y siempre con una ponderación en renta variable muy reducida por debajo de niveles del 15% y manteniendo la cautela”.