El mercado recordará 2016 como el año en el que Europa volvió a ocupar una de las primeras posiciones en el temor de los inversores. Ni el ambicioso programa QE del BCE ha logrado calmar las incertidumbres que atenazan a todos aquellos que querrían invertir en el viejo continente.
 
Este año se ha descubierto que Europa no solo crece poco, sino que tiene aún graves problemas que resolver en su economía, como los flecos que aun quedan sueltos en el sector financiero. De hecho, un día sí y otro también, los bancos italianos y Deutsche Bank siguen siendo protagonistas de las portadas de los diarios salmones.  Por si fuera poco, la enfermedad crónica del continente ha resurgido con un nuevo brote radical; los problemas para formar gobierno en España, el referéndum que acometerá Italia en los próximos meses, las elecciones en Alemania en 2017 y, sobre todo el brexit, siguen poniendo piedras en el camino a los inversores.

salida de fondos de Europa


Se puede comprobar semana a semana cómo los inversores siguen sacando su dinero de las bolsas europeas, sobre todo de inversores americanos. Gran parte ha ido a parar a los mercados emergentes (mucho a ETFs), donde en teoría se van a poder conseguir mayores rentabilidades.  

En un reciente informe los expertos de Goldman Sachs explican que los que abandonan Europa “no son solo inversores estadounidenses, también europeos”.

Los datos no son malos.

Sin embargo en la firma apuntan que a pesar de haber razones suficientes para que expliquen los temores, lo cierto es que los datos macroeconómicos del continente no empeoran, a pesar de que el crecimiento siga siendo anémico y los beneficios de las empresas continúe cayendo ligeramente (se espera una desaceleración del 3% este año, como el pasado).

Por si fuera poco, apuntan en Goldman, aunque el comportamiento de la bolsa no ha sido mejor que en otros lugares del mundo, lo cierto es que desde los mínimos de febrero de este año, la bolsa europea se ha recuperado alrededor de un 10%. Y esto, dicen, se produce mientras que los datos de los flujos de fondos muestran que los inversores siguen sacando dinero.

¿Quién compra?
Los expertos de Goldman Sachs han detectado que son los fondos multiactivos europeos los que están adquiriendo bolsa. Según los datos del BCE, en estos momentos en el viejo continente los fondos de inversión europeos han invertido 10,5 billones de dólares. De esa cantidad, 2,9 billones van a renta variable.

fondos y multiactivos


De acuerdo con esta información “los fondos europeos de bolsa no han recibido mucho dinero en los últimos dos años, y  los de renta fija han sufrido descensos. Sin embargo, los fondos mixtos, o los multiactivos han recibido grandes cantidad de dinero”.

En Goldman Sachs apuntan que estos fondos han sido compradores netos de bolsa europea en los últimos años “mientras que los fondos americanos han sido vendedores netos en los últimos trimestres”.

rotación de multiactivos


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Y usted, ¿sabría identificar una gestión value en sus fondos de inversión?”
“Cosas que no sabíamos de los inversores en fondos de inversión”