Como ya adelantara la Casa Blanca, a pesar de que la situación financiera vaya mejorando en EE.UU., el empleo parece ralentizase, como muestran los datos de desempleo del sector privado presentados hoy. Estos datos, dice Luis Benguerel, responsable de mesa de renta variable de Interbroker, “de momento, están llevando al mercado a ciertas incertidumbres”. El analista considera que “las cifras de trabajo, eran de esperar pues, en los últimos 2 años, el trabajo temporal, casi no ha creado puestos por lo que no extraña que la Casa Blanca diga que las cosas van mal”.
Este experto, además, analiza que “el S&P 500 está en una zona muy importante de soporte en los 990-993 puntos y,si pasara por debajo de ellos, posiblemente comience una tendencia bajista en el corto plazo”.

Parece que el sector automovilístico puede empezar a remontar la crisis tras los datos de algunas compañías como Ford, que han aumentado sus ventas en EE.UU.. De este sector, dice Benguerel que “en general, las compañías automovilísticas, sobre todo las europeas, llevan una subida muy fuerte en lo que va da año y, como las americanas, todo es gracias a la ayuda de los gobiernos para comprar coches”. Pero, pese a este optimismo, el analista avisa de que “si esta ayuda se acaba o el que estaba indeciso ya ha comprado aprovechando la ayuda, habría que ser prudente pues la gente de la calle no se va a poner a tirar el dinero por la ventana como hacían hace un par de años”.

Tras el anuncio de varias entidades de devolver la ayuda recibida del Gobierno de Obama, hoy Lloyds podría haber conseguido el apoyo de los accionistas para realizar una ampliación de capital con la que reducir su dependencia del Ejecutivo y reforzar su posición de capital. Pese a estas buenas noticias, Luis Benguerel considera que “no hay que estar en el sector bancario porque las compañías financieras ya llevan subidas muy importantes en lo que va de año, muchas de ellas han rebotado un 160-180%, entre ellos el BBVA y el Santander, y, si hay una corrección, vendrá por este sector”. De Lloyds, en concreto, dice que “está cayendo más de un 6%, por lo que la noticia no le ha afectado mucho en el mercado”.

Hoy también se ha conocido que la farmacéutica Pfizer podría llegar a pagar hasta 525 millones de dólares por el laboratorio genérico brasileño Neo Quimica. Con respecto a este sector, el analista considera que “parece que es un sector a tener en cuenta pues, por el revuelo de la gripe A, los gobiernos se van a gastar mucho dinero con la vacuna que aún no se ha aprobado del todo pero, el dinero está ahí y, de momento, parece que las cinco o seis principales farmacéuticas se van a ver beneficiadas con esta gripe”. De Pfizer dice que “en el mercado está haciendo un gran paralelo entre los 6-7 euros y la posible compra no parece estar afectando hoy el valor”.

Recomendación:
Luís Benguerel aconseja “coger liquidez de nuevo y mucha prudencia” pues “en los próximos tres meses se verá si esto ha sido un rebote dentro de un mercado bajista o si realmente se tocó fondo y, hasta entonces, es mejor estar a la espera”.