Esa es la cuestión que sigue sobre la mente de los inversores en los últimos meses, quizá años. En 2016 la mayor parte de las firmas de inversión internacionales señalaban a Europa. El programa QE y los tipos más bajos en el viejo continente parecía que apuntalaban la idea de que el viejo continente se había convertido en la mejor opción. Y de nuevo se equivocaron. ¿Qué ocurrirá ahora? Vemos cómo está el aspecto del Dow Jones Industrial y el Stoxx50 en estos momentos.
 
No hay duda, el año pasado fue el Wall Street. Con rentabilidades superiores al 10% en la mayor parte de los índices batió casi sin excepción a todos los mercados desarrollados. Sin duda ninguna a los europeos, que casi por sorpresa tuvieron que hacer frente a varios acontecimientos poco optimistas como el brexit. Esa incertidumbre política sobre la continuidad del proyecto común unida a los problemas que aún persisten sobre la banca de algunos países hicieron que los inversores olvidaran  el apoyo de la política expansiva del BCE, el asentamiento de la recuperación económica y el crecimiento de los beneficios empresariales.
 
En la actualidad parece que no han cambiado mucho las cosas. La expectativa de un incremento del crecimiento, el cambio de política fiscal y una rebaja de los impuestos –los ejes del programa de Trump- han hecho que Wall Street siga estirando el bull market en el que vive desde hace ya casi ocho años.
 
Las valoraciones, eso sí, se han estrechado tanto, que a algunas firmas de análisis les cuesta ver ya recorrido. Y en ese sentido, parece que la renta variable europea le lleva ventaja a la estadounidense. Según los datos de Facset, el PER del Dow Jones cotiza a 16 veces beneficios esperados, frente a las 14 veces del Stoxx 50.
 
Tal y como se puede apreciar en el siguiente gráfico, son también menores otros ratios, como el precio en libros. Sin embargo las empresas americanas nos superan en rentabilidad y en unos balances más saneados.

Valoración

 
En este entorno, el Dow Jones –el índice que más se beneficiaría de la subida de sectores cíclicos como el financiero o el industrial- ha subido un 23,87 en los doce últimos meses, frente al 11,30% del  Eurostoxx (14,9% con dividendos).

doce meses

 
En cinco años este porcentaje aumenta del 53% (78% con dividendos), frente al 37% (59% con dividendos) del europeo.

cinco años

 
La cifra crece hasta el 174% (236% con dividendos) cuando nos remontamos a marzo de 2009, cuando comenzó el actual bull market. El selectivo europeo se ha revalorizado un 66,86% en este tiempo, un porcentaje que aumenta hasta el 114% cuando se incluyen los dividendos.

2009

 
Beneficios empresariales
En plena época de resultados, vemos que en el último año la evolución de las cuentas es favorable a las empresas europeas, que han tardado mucho más en remontar el terreno perdido desde que comenzó la crisis financiera, tal y como se puede ver en este gráfico.

beneficios

 
Indicadores
 
Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan una puntuación sobresaliente a los dos índices, que se encuentran en una clara fase alcista.
 
El índice americano tiene una puntuación de 10, con todos los ratios analizados en positivo.

Dow Jones estrategias

 
El europeo está en una situación muy parecida, aunque la puntuación es algo menor, de nueve.

stoxx50

 

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Plenamente invertida, nos focalizamos en bolsa europea”