Los títulos de Grifols se disparan esta mañana al calor de la compra del negocio de diagnósticos de Novartis.


Hoy los inversores de Grifols celebran el acuerdo por el que la compañía se ha hecho con la unidad de diagnóstico transfusional de la farmacéutica suiza Novartis por 1.240 millones de euros. Con esta compra, la compañía de hemoderivados mata dos pájaros de un tiro:
- aumenta su cartera con los productos de diagnóstico para medicina transfusional e inmunología.
- da un espaldarazo a su plan de expansión internacional gracias a que se beneficiará de la creación de una plataforma más eficiente para comercializar una mayor gama de productos y servicios de diagnóstico en otros países y, especialmente, en EEUU.

Los accionistas aplauden este movimiento maestro con una fuerte apuesta por el valor, que sube un 2,57% hasta los 31,75 euros. Coge carrerilla y se queda, por tanto, a un 4,3% de los máximos históricos, en 33,12 euros, marcados en agosto de este año. No obstante, antes tendrá que superar la resistencia de los 32,7 euros, lo que, según Cortal Consors, le dará posibilitará coronar esos máximos históricos.

cotización grifols


La semana pasada Grifols presentó sus cuentas de los nueve primeros años, periodo en el que obtuvo un beneficio de 267 millones de euros, lo que supone una mejora del 35,3% respecto al mismo periodo de un año antes. La compañía sigue esforzándose por reducir su deuda y, hasta septiembre, la deuda neta contraída por la adquisición de Talecris disminuyó en 38,7 millones de euros. Grifols pretende aminorar su agujero hasta los 2,77 veces Ebitda ajustado.