El experto considera que la renta variable norteamericana aún tiene mucho que decir el próximo año y que dará un retorno interesante a los inversores.
El mercado norteamericano lleva ya más de cinco años de mercado alcista. No hay quien lo frene, francamente. Los analistas cada vez apuestan por el stock picking, aunque en su mayoría explican que aún hay posibilidades de subidas de cara al ejercicio que entra. Sobre todo, porque aún la Reserva Federal va a mantener los tipos de interés.

En efecto, las acciones han reanudado su subida y apuntan al llamado Santa Rally, mientras que los principales índices se acercan de nuevo máximos históricos. En este marco, Jonathan Golub, estratega jefe de renta variable para para RBC, predice que avanzarán otro 12% a un 15% el próximo año.

Un aumento del 15% por ciento respecto al nivel de 2.067 de la tarde del viernes en el S&P 500 pondría el índice en 2.377 puntos. Entretanto, en lo que va de año se ha generado una rentabilidad del 14% en el índice de referencia de la bolsa estadounidense.

"Creo que el próximo año se verá muy similar a lo que vimos en 2014", dice Golub CNBC. Eso es "no porque la economía está creciendo”, sino más bien “debido a que los tipos de interés se mantendrán bajas, la inflación se mantendrá baja, y las empresas van a hacer un gran trabajo en la gestión de los gastos y la recompra de acciones."

La economía se expandió un 3,9% en el tercer trimestre, y muchos analistas esperan un crecimiento de alrededor del 3% durante el próximo año.

La Reserva Federal ha mantenido su tipo de interés en el mínimo histórico entre cero y el 0,24% durante seis años. La mayoría de los economistas esperan que la Fed comience gradualmente a subir el precio del dinero a mediados de 2015. Los aumentos de tipos lentos “no dañarán a la acción”, ya que será signo como una señal “de fortaleza económica”, argumenta Golub.