Apenas un día antes de conocerse que uno de los inversores más conocidos de la historia hubiera tomado la decisión de apostar en corto contra la bolsa, los expertos de Goldman Sachs acababan de publicar un informe en el que aconsejan qué estrategias usar para proteger nuestra cartera durante la próxima corrección.

Porque habrá corrección y podría ser pronto, aunque ellos no esperan que se produzca un desplome de más del 20%. Explican en la entidad que desde 2014 se han producido en el S&P 500siete caídas de más de un 5% y dos de  más de un 10%, en agosto y diciembre de 2015. 

Principales drawdowns


¿Por qué es importante planificar la protección?
En Goldman Sachs han calculado que desde 1950 la mayor parte de las bolsas  del mundo tan sufrido varias correcciones de más de un 20% de las que luego han tardado en recuperarse varios años. Uno de los mayores desplomes se produjo durante la Gran Crisis Financiera de 2008 en la que la mayor parte de los mercados mundiales cayeron alrededor de un 50%.
Todas estas correcciones han tenido una gran importancia en las carteras de los inversores. Recuerdan en la entidad que “la mayor parte de los índices europeos todavía trabajan por debajo de sus picos de la burbuja tecnológica de 2002 si se excluyen los dividendos”.

Los expertos de la firma afirman que las estrategias tradicionales de protección contra las correcciones son cada vez menos válidas: diversificación (geográfica y de activos), inversión en bonos, en activos refugios como el oro o en divisas refugio…

Fórmulas para diversificar:
“Con la actual falta de oportunidades de diversificación es importante gestionar el riesgo de forma más activo y dentro de cada clase de activos”, dicen en la entidad.

Ellos proponen:
1- Aumentar la diversificación de forma más amplia y aumentar la liquidez de las carteras. Apuntan que “dado que tanto los activos con más riesgo como los activos refugio parecen caros, creemos que el inversor debe considerar el efectivo como un diversificador en el tiempo que puede ayudarnos a mitigar las pérdidas durante correcciones largas. Además, nos da la oportunidad de comprar agresivamente durante estas correcciones”.
 
De hecho, esto es algo que hacen la mayor parte de los gestores del mundo. Tal y como muestra consistentemente la encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch en los últimos meses, el porcentaje de liquidez en manos de los distintos gestores del mundo ronda el 5% de sus carteras.

efectivo

 
2- Moverse a sectores más defensivos:  Apuntan en la entidad que en caídas de más de un 10% del S&P 500 las utilities y el consumo básico han sido dos sectores que lo han hecho especialmente bien, incluso con ratios elevados. Salvo durante la burbuja tecnológica, las telecomunicaciones también lo han hecho mejor que el mercado. Otra estrategia relacionada es buscar acciones poco volátiles.
 
“Desde principios de año hemos visto fuertes entradas de dinero en fondos de baja volatilida, pese a que los fondos de renta variable en general han sufrido salidas importantes. Eso sí, recuerdan en la entidad que durante la corrección del pasado mes de agosto estas empresas sufrieron casi con la misma intensidad que el S&P 500.

sectores defensivos

 
3- Derivados:  Ellos destacan varias estrategias para cubrir la cartera con derivados, aunque entre los instrumentos que prefieren en un mercado como el actual destacan las Call overwriting para reducir los riesgos de un desplome de las bolsa.  

derivados


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
¿Qué podemos esperar de las compañías que más suben desde mínimos?