La firma española de energías renovables ha cerrado dos nuevos contratos con el gigante asiático para el suministro de aerogeneradores que ascienden a 98 megavatios.

 
El primero de los dos contratos que ha conseguido Gamesa, firmado con el operador renovable Concord New Energy (CNE), incluye el suministro e instalación de 24 G90-2.0 MW en el parque de Cangfang, que está ubicado en el condado de Huize, al sur de China.

Las turbinas que se instalarán en este parque, ubicado a 3.400 metros de altitud, están preparadas para soportar entornos con bajas temperaturas y baja densidad de aire, como los que se experimentan en algunas regiones del sudoeste de China, tal y como informa la agencia EFE.

El suministro de los aerogeneradores se realizará en mayo de este año y la entrada en operación del proyecto se realizará durante la segunda mitad de 2016. Este es el primer contrato que Gamesa firma con el operador renovable CNE, según la misma fuente.



Por otro lado, la compañía ha cerrado un acuerdo con Hebei Construction & Investment Group (HCIG) para el suministro, instalación y puesta en marcha de 25 turbinas del modelo G97-2.0 MW (50 MW) en la segunda fase del parque Senjitu II, en la provincia de Hebei, al suroeste de Pekín, donde Gamesa ya instaló 50 MW para la primera etapa del proyecto.
 
Este contrato forma parte del acuerdo, por un total de 150 MW, que firmaron ambas compañías en septiembre de 2014, y cuya tercera y última fase está prevista para la primera mitad de este año.

Desde 2008, Gamesa ha firmado acuerdos para el suministro de 300 MW a HCIG, el mayor operador en la provincia de Hebei y uno de los diez más importantes a nivel nacional. Presente en China desde hace quince años, Gamesa ha instalado más de 3.900 MW en el país asiático, destaca la compañía en un comunicado.