Gamesa tiene una tendencia alcista que parte de mínimos de junio de 2012 que no cumple  las características de los rebotes previos, desde que naciera la tendencia bajista en 2007. A corto plazo, soporte en 2.44 y resistencia complicada en 2.8 euros. 
 

GAMESA: la tendencia alcista que nace en los mínimos de junio de 2012 no cumple las características de los rebotes previos, desde que naciera la tendencia bajista en 2007. Este hecho, junto con la ruptura al alza en los indicadores mensuales, intuyen un escenario alcista en el medio plazo.

Siendo así, lo mínimo que se le puede pedir al precio es que recupere un 38% de la caída de 2011, en niveles de 3,4€. A corto plazo presenta soporte clave en 2,44€, antes de 2€. Resistencia complicada en 2,8€.



Recomendación: MANTENER.