La situación financiera de Adwen era uno de los quebraderos de cabeza para la fusión de los negocios eólicos entre Gamesa y Siemens. Tres días antes de que venciera el plazo de tres meses dado por Gamesa y Areva para deshacerse del 50% en manos de esta última, la oferta que se ha impuesto ha sido la de Gamesa al ofrecer 60 millones de euros por el capital que no controla en Adwen.


A 30 de Junio de 2016, la deuda neta de Adwen con entidades financieras asciende a 159 millones de euros y, asimismo, existe un préstamo de accionistas de AER a Adwen, ligado a la constitución de la compañía, de 236 millones de euros. Pese a su salida,
Areva no queda desvinculada de la sociedad conjunta y que Adwen tendrá derecho a disponer de recursos de 227 millones aprobados por la junta de accionistas de la sociedad procedentes del grupo francés e incluso a otros 100 millones adicionales en caso de que se disparen los costes de los proyectos actuales, según ha confirmado la compañía a la CNMV.

Está previsto que, una vez obtenida la aprobación del organismo de competencia de Alemania (Bundeskartellamt) , el cierre de la transacción se realice en el mes de enero de 2017. Los términos de la Opción de Venta acordados con AER fueron refrendados por Siemens y tenidos en cuenta en el contrato regulador de la Fusión.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading


Como consecuencia de dichos acuerdos, “la ecuación de canje comunicada no se ve modificada por el ejercicio de la Opción de Venta y no se prevé tampoco ningún impacto en la caja / deuda a contribuir por Siemens con ocasión de la efectividad de la Fusión en relación con el mecanismo de ajuste de capital circulante / deuda neta a 31 de Diciembre de 2016
Estrategias de Inversión
”. Asimismo, los acuerdos alcanzados entre Gamesa y Siemens regulan escenarios en los que si la Fusión no se hiciera efectiva, se asignarían también a Siemens ciertos derechos y obligaciones asumidos por Gamesa como consecuencia del ejercicio de la Opción de Venta por parte de AER. 2

El impacto en los estados financieros consolidados de la Sociedad del ejercicio por AER de la Opción de Venta y la consiguiente compra por Gamesa Energía del 50% del capital social de Adwen será comunicado al mercado cuando se consume la compraventa.

Adwen está interesada en convertirse en el principal aliado de Engie e Ibedrola en los grandes proyectos de eólica marina en Francia. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán es el principal accionista de Gamesa, con un 19%, y mantendrá un 8% del capital tras la fusión con Siemens.