Durante dos semanas el Ibex ha intentado romper al alza y de momento no ha podido, por lo que estamos reduciendo peso en la Renta variable. Existe una preocupación en el tema geopolítico de Irán, ya que el tema de enriquecimiento de Uranio podría hacer subir el precio del crudo. Esto podría incrementar la prima de riesgo en la renta variable por lo que prudentemente reduciríamos posiciones en la misma. Estamos sobreponderados en Europa y Japón y vendemos posiciones en España. Sectorialmente el núcleo duro está concentrado en financieras europeas, commodities en general y recomendamos tomar papel en compañías que se centren en materias primas y nos gustan mucho las inmobiliarias del Este de Europa que tienen un desarrollo importante.