La compañía ha marcado el primer precio cerca de 59 dólares por acción, un 15% por encima del precio definitivo. Sin embargo, con el paso de los minutos, la empresa ha ido desinflándose.
De hecho, el mercado no se sorprendió ayer cuando los colocadores de Ferrari anunciaron que la automovilística debutaría a 52 dólares por acción, en la parte más alta del rango inicial (48-52)

En total FIAT ha puesto en el mercado 17,18 millones de acciones entre los inversores que han acudido a la OPV. En total, un 9% de la compañía que podría elevarse al 10% si las entidades colocadoras ejecutan el Green-shoe que se les ha otorgado y que aumentaría el número de acciones vendidas en 1,7 millones más. Es decir, en ese caso -que será el más factible-, la compañía italiana ingresará 9.800 millones de dólares (8.635 millones de euros) con esta operación.

Ese dinero podría aumentar hasta unos 4.000 millones cuando el año que viene se produzca el spin-off del 80% de Ferrari que mantienen aún en su balance y que se repartirá entre los accionistas de FIAT. En ese momento, la empresa italiana recibirá, además, unos 2.500 millones de dólares en efectivo.

Esta cantidad le servirá a FIAT para financiar sus planes de expansión en otros segmentos del negocio.

Pero, ¿cuáles son las claves de la operación de salida a bolsa?

Hay que recordar que a este precio, la compañía sale valorada a 10.800 millones de dólares, muy por encima de lo que algunos expertos creen que podría estar su valor objetivo y que está algo por debajo de lo que los directivos de la empresa habrían querido.

A estos precios, los expertos calculan que la compañía está valorada muy por encima de la media del sector. La compañía obtuvo unas ganancias de 275 millones de euros el año pasado gracias a unas ventas de 2.760 millones de euros.

Sin embargo, algunos expertos como Arndt Ellighorst, de Evercore, afirmaba en una nota a clientes hace unos días que “en la parte media del rango del precios, el valor de empresa de Ferrari es de 3,8 veces las ventas de 2015 y 14 veces Ebitda”. Según los datos que maneja Reuters, esas cifras se comparan con las 18,3 veces de Hermes y las 3,5 veces de BMW.

La cuestión que Ferrari, que saldrá a cotizar con el ticker de RACE no tiene mucho potencial de crecimiento por principios. Se trata de una marca de coches que se basa en la exclusividad y que este año ha vendido poco más de 7.000 coches y que, como mucho, podría aumentar sus ventas hasta a unos 10.000 vehículos al año.

El propio Ellighorst decía que aunque Ferrari tenga potencial para aumentar con facilidad sus ventas, la cuestión a largo plazo es si realmente tiene más potencial de crecimiento que una empresa como BMW. Por eso el experto se pregunta que “los inversores deberían cuestionarse seriamente por qué Ferrari debería cotizar a 4 veces los múltiplos de BMW”.

Quizá esa es la razón que ha llevado a sus colocadores a pintar a la compañía como una empresa de lujo y no como una mera automovilística. Es decir, si usted no puede tener un Ferrari al menos puede tener un trozo de Ferrari. Es aquí donde los colocadores esperan que la compañía brille en bolsa. Ferrari, ¿marca de lujo o automovilística?

Pero, ¿ha elegido FIAT un buen momento para sacar a la filial del Cavallino rampante a bolsa?

No ha sido 2015, precisamente, el mejor de los ejercicios. Precisamente, la rentabilidad de las empresas que han salido este año al mercado es negativa por primera vez de 2011. Casi 80 de todas las empresas que han intentado debutar, finalmente, han decidido echarse atrás por la falta de apetito de los inversores que siguen sin ver mucho recorrido a Wall Street tras casi 7 años de bull market. ¿Ha elegido Ferrari el mejor momento para salir a bolsa?

Por si fuera poco, el escándalo de Volkswagen no ha sido el mejor preludio para que una automovilística europea decida salir al mercado. Habrá que ver cómo es el primer día de Ferrari en bolsa, pero hay que recordar que la subida media de las empresas el día de su debut este año ha sido de un 15%.

Hay expertos que afirman que los colocadores han decidido no elevar el precio definitivo de las acciones para salir a bolsa para permitir un buen inicio de cotización por lo que, si la demanda de títulos ha sido tan elevada en la colocación quizá podríamos ver un buen primer día para RACE.

Pendientes también de la evolución de Fiat podría ser muy importante para los inversores ya que el año que viene, la compañía pretende entregar una acción de Ferrari a todos sus accionistas, con lo que es otra forma de entrar en la enseña del Cavallino rampante. De esta forma se evitaría entrar en una compañía que los primeros meses de vida tendrá un free-float de solo un 10%.

fiat en bolsa


QUIZÁ LE INTERESE LEER: “Por primera vez desde 2011 el retorno de las OPVs en EEUU ha sido negativo”