El cálculo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) de que las tarifas eléctricas de acceso deberán subir un 17,9% en enero para cumplir los límites de déficit tarifario y solucionar el problema del carbón nacional es "desorbitado" y supone la antesala de un nuevo "tarifazo", indicó un portavoz de la organización de defensa de los consumidores Facua-Consumidores en Acción. Facua considera que en el proceso de liberalización eléctrica no están surgiendo ofertas de las comercializadoras para animar a los consumidores a contratar la luz en el mercado libre, sino que se están subiendo las tarifas para hacer menos atractivo el modelo regulado y "expulsar" de él al consumidor.